Guerras provocadas

La “Liberación” de Irak

Erase una vez un morito bueno que se llamaba Saddam Hussein. Y como era tan bueno tenia muchísimos amigos. Los mejores de ellos eran los americanos que,  obsesionados por llevar la democracia y la libertad a todo el mundo, decidieron apoyarlo para que llegara a llegara a ser Presidente de su país.

Cuando Saddam fué finalmente presidente, en agradecimiento a sus amigos, les compró muuuuuuchas armas para poder entrar en guerra con sus vecinos, que eran unos moros muy malos, en Iran.

Rumsfeld y Hussein

Donald Rumsfeld y Saddam Hussein en 1983 cuando eran amigos

Pero sus buenos amigos americanos lo traicionaron: le dieron permiso para invadir un pequeño país vecino llamado Kuwait y, cuando éste les hizo caso, lo dejaron solo y comenzaron a decir a todo el mundo que Saddam era un dictador (antes no lo era claro) y que era un peligro para la paz mundial, porque claro, los pobres kuwaities eran pacificos y habian sido invadidos.

Entonces los “buenos” de los americanos liberaron Kuwait y de paso invadieron Irak, destruyendo todo el país. Bueno, todo no, cuando estaban a las puertas de Bagdad, a punto de coger a Saddam, inexplicablemente  se retiraron y lo dejaron libre, eso si,  poniendole como castigo  un severo bloqueo de materiales y medicinas que hizo que muriera muchisima población en los años posteriores.

Unos años mas tarde aparece otro morito malííííííííísimo, llamado Bin Laden (que tambien había sido bueno antes) y atacó a traición a los confiados americanos en un atentado que organiza desde una cueva estrellando 4 aviones en USA (11 Sep).  Los americanos indignadisimos decidieron atacar a varios paises que no tenían nada que ver (el eje del mal) y otra vez se vuelven a por su ex-amigo Saddam. Y como no encuentran ningun vinculo entre Saddam y Bin Laden deciden que Saddam tiene armas de destrucción masiva que va a utilizar contra USA. Lo inspeccionan y no encuentran nada, pero es igual, el que es malo es malo y optan por invadir Irak para liberar al pobre pueblo del malísimo dictador.

¡Y lo consiguieron!. No hay más que ver en las fotos la cara de felicidad del pueblo siendo “liberado” por los buenos de los americanos.

¡Por fin los niños pueden jugar felices, contentos y LIBRES sin el dictador!

¡Y mucho mas sanos!

Y el malo malísimo a la horca

Y colorín colorado, este cuento NO se ha acabado


Un momento, ¿Seguro que ahorcaron al malo?


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s