Guerras provocadas

“El Fin, Siempre Justifica los Medios”, Operaciones de Bandera Falsa

“El Fin, Justifica los Medios”,

Supongo que éste debe de ser el argumento que deben de repetir hasta el infinito los estrategas geopolíticos americanos para justificarse moralmente ante los suyos cada vez que que emprenden una operación de bandera falsa.

-No está redactado por mí, lo he sacado de varios retales de la red.

El hundimiento del Maine

Los EE.UU, jamás han dudado en organizar operaciones de bandera falsa para beneficio propio. En 1898 el acorazado Maine, con bandera estadounidense, se encontraba fondeado en la bahía de la Habana, en aquel entonces territorio español. Una explosión nocturna, causó 266 muertos y el consiguiente hundimiento del buque.  Las autoridades estadounidense no dudaron en achacar la autoría del ataque a España,hundimiento del Mainehaciendo caso omiso al Capitán Sigsbee quien dudó en todo momento de la responsabilidad española. Ésto desencadenó la guerra contra España y al grito de “Recordad al Maine”, los americanos les arrebataron las Filipinas anexionando de paso, las islas Hawai. En 1975, una investigación llevada a cabo por el Almirante Hyman Rickover examinó los datos recuperados en 1911 de la investigación de los restos del naufragio, concluyendo que no existía fundamento alguno para haber implicado a España en los hechos.

Des de aquel entonces, tenemos constancia de múltiples operaciones de bandera falsa perpetradas por EU y otros países.

El incidente de Gleiwitz

El ataque a la Estacion de radio alemana de Gleiwitz fue un ataque preparado y ejecutado en agosto 31 del 1939 como parte de las acciones de la Operacion Himmler, un proyecto Nazi creado para aparentar la agresion Polaca en contra de Alemania,l lo que se usó como justificación para invadir Polonia. Ésto, junto a la Operación Himmler, movilizó a la población alemana para el inicio de la Segunda Guerra Mundial.

Mucho de lo conocido acerca del ataque en Gleiwitz proviene del testimonio jurado del SS-Sturmbannführer Alfred Naujocks en los Juicios deNuremberg donde de acuerdo con su testimonio el ataque fue organizado por el mismo bajo estrictas ordenes de Reinhard Heydrich y Heinruch Muller,chief de la Gestapo.

Pearl Harbor

Roosevelt necesitaba un enemigo, si Norteamérica no deseaba atacar a ese enemigo de buenas ganas, entonces uno de ellos tendría que ser manipulado para que se alzara contra ellos, tal como hizo Marcus Licinius Crassus manipulando a Espartaco para atacar Roma.
El primer paso fue el embargo de petróleo y acero a Japón, con argumentos más que dudosos. Ello obligó a Japón a considerar tomar la región rica en petróleo y minerales de Indonesia. Con las fuerzas militares europeas exhaustas por la guerra en Europa, los Estados Unidos eran el único poder en el Pacífico capaz de prevenir a los nipones de invadir las Indias Orientales holandesas, movilizando la flota del Pacífico, desde San Diego a Pearl Harbor, Hawai. Roosevelt hizo de un ataque preventivo sobre esa flota el primer paso obligatorio en cualquier plan japonés para extender su imperio en el “area sur de recursos”.
Roosevelt acorraló a Japón  tal como Crassus había acorralado a Espartaco. Japón necesitaba el petróleo. Ellos tenían que invadir Indonesia para conseguirlo y para hacerlo tendrían que quitar primero la amenaza de la flota americana en Pearl Harbor. Realmente allí jamás tuvieron otro camino.
Para encender la rabia en el pueblo americano tanto como fuese posible, Roosevelt necesitaba que un primer ataque abierto de Japón, debería ser tan sangriento como fuese posible, que se pareciera mucho al ataque furtivo que los japoneses le habían hecho a los rusos. De ese momento hasta el ataque a Pearl Harbor, Roosevelt y sus socios se aseguraron que los comandantes en Hawai, el General Short y el Almirante Kimmel, fueran mantenidos ignorantes de la situación de la flota japonesa y sus intenciones, luego se les acuso más tarde por el ataque. (El congreso los exoneró recientemente a ambos, a Short y a Kimmel restaurándoles sus rangos póstumamente).
¡El 29 de Noviembe el ministro de Relaciones exteriores Hull le mostró al reportero de United Press, Joe Leib un mensaje con la hora y lugar del ataque y el New York Times en su edición especial del 12/08/1941 sobre Pearl Harbor, página 13, informa que la hora y el lugar del ataque eran previamente conocidos! [Nota: ahora se sabe, además, en un nuevo hallazgo, que EEUU atacó y hundió un submarino japonés lo cual llevó a los japoneses a atacar la flota. ]
La repetida historia que la flota japonesa mantuvo silenciadas sus trasmisiones de radio en su navegación hacia Hawai fue una mentira. Entre otras intercepciones de radio que aún se guardan en los archivos, se encuentra el mensaje NO CODIFICADO POR LOSJAPONESES y enviado por el petrolero japonés “Shirya” que dice: “en ruta a la posición 30.00 N, 154.20 E. Expectativas para llegar a ese punto el 3 diciembre.” (cerca de Hawai)

Guerra de Vietnam

La Guerra de Vietnam, llamada también Segunda Guerra de Indochina, fue un conflicto bélico que enfrentó entre 1958 y 1975 a los estados de Vietnam del oeste, apoyados por el intervencionismo de la Doctrina Truman de los Estados Unidos, hasta su retirada en 1973, y Vietnam del suroeste, apoyado por el bloque comunista, en el contexto general de la guerra fría.
Las facciones en conflicto fueron, por un lado la República Democrática de Vietnam con el apoyo de movimientos guerrilleros norvietnamitas como el Viet Cong o Frente de Liberación Nacional (NLF, por sus siglas en inglés) y de suministros soviéticos y chinos. Por el otro lado, la República de Vietnam con el apoyo militar y logístico de los Estados Unidos.
Ante la contestación y división de la sociedad estadounidense, los acuerdos de paz de París en 1973 supusieron la retirada de las tropas estadounidenses y el cese de su intervención directa, pero no lograron poner fin al conflicto. Este prosiguió hasta que, en 1975, tras la toma de Saigón, se forzó la rendición incondicional de las tropas sudvietnamitas y la unificación del país, bajo el control del gobierno comunista de Vietnam del Norte, con el nombre de la República Socialista de Vietnam, el 2 de julio de 1976.
La guerra habría causado la muerte, según el gobierno de Hanói, de entre 2 y 5,7 millones de personas, la mayoría de ellas civiles, y graves daños medioambientales.
Para los EE.U.U., el conflicto resultó ser la confrontación más larga en la que se han visto envueltos. Surgió el sentimiento de derrota o “Síndrome de Vietnam” en muchos ciudadanos, lo que se vio reflejado en el mundo cultural y la industria cinematográfica, así como en un repliegue de la política exterior hasta la elección de Ronald Reagan en 1980.

El Presidente Lyndon Johnson queria una guerra en Vietnam. La necesitaba para ayudar a sus amigos que poseían compañías de armamento para mover un poco sus negocios. La necesitaba para conseguir que el Pentágono y CIA dejaran de intentar invadir a Cuba. Y por sobre todo el necesitaba una provocación para convencer al pueblo norteamericano que no había realmente “ninguna otra opción.”
El 5 de agosto de 1964, los periódicos de Norteamérica informaron de “ataques reiterados” contra destructores americanos que operaban en las aguas Vietnamitas, específicamente en el Golfo de Tonkin. La historia oficial fue que torpederas de Vietnam del Norte lanzaron un “ataque no provocado” contra el USS Maddox mientras se encontraba en “patrulla rutinaria”.
La verdad es que el USS Maddox estaba envuelto en una agresiva labor de inteligencia en coordinación con actuales ataques de Vietnam del Sur y la Fuerza Aérea de Laos contra blancos en Vietnam del Norte. La verdad es que no hubo ataque de torpederas vietnamitas contra el USS Maddox.
El capitán John J. Herrick, Comandante de la Fuerza de en el Golfo de Tonkin, envió un cable a Washington DC donde informaba que la alarma fue el resultado de un “sobre excitado” hombre a cargo del sonar, que entró en pánico al confundir el ruido de la hélice de su propio barco con un torpedo. Pero a pesar de contar con la información que la alarma era falsa, Lyndon Johnson hablo por los canales de TV esa noche, para dar a conocer el inicio de ataques aéreos contra Vietnam del Norte, “en venganza” por los ataques que nunca ocurrieron.

Guerra del Golfo Pérsico (1991)

George Bush padre, deseaba una guerra para detener ese flujo de petróleo y mantener así los precios (y las ganancias) de mayores caídas que las que tenía en ese instante. Pero tal como Roosevelt el necesitaba un primer movimiento del “otro lado”.
Irak había estado intentando adquirir una acceso mayor al Golfo Pérsico durante mucho tiempo y se sentía limitado, confinado a una tira estrecha de tierra a lo largo de la frontera norteña de Kuwait, lo cual ponía los intereses Iraquíes en una proximidad peligrosa con el hostil Iran. George Bush que había estado armando a Irak secretamente durante su guerra con Irán, hizo saber a Irak, vía April Glaspie (ver transcripción de la entrevista con Saddam Hussein en:
http://www.whatreallyhappened.com/ARTICLE5/april.html enviada de los EEUU, que Estados Unidos no intervendría si Saddam Hussein tomara una gran parte de Kuwait.
Saddam cayó en la trampa e invadió.
Claro, los norteamericanos no estaban a punto para enviar a sus hijos e hijas a que arriesgaran sus vidas por los productos de petróleo. ¡Así que George Bush montó la farsa, usando una empresa de relaciones pública que se ha enriquecido con el dinero de los contribuyentes, siendo los mentirosos más trabajadores y creativos! La empresa de relaciones públicas preparó un fraude monumental, en que la hija del Embajador Kuwaití en los Estados Unidos, fue presentada en TV pretendiendo ser una enfermera, que relataba una historia de horror en que las tropas Iraquíes saquearon las incubadoras de un hospital Kuwaití, dejando morir a los bebés prematuros en el frío suelo. Los medios de comunicación, parte del fraude desde su inicio, nunca se molestaron en preguntar por qué la “enfermera” no recogió simplemente los bebés y los envolvió en mantas o algo así.
Enfurecidos por la historia de las incubadoras, los norteamericanos apoyaron la “Tormenta de Desierto” la cual nunca removió a Saddam Hussein del poder pero que si logró sacar el petróleo de Kuwait fuera del mercado durante casi 2 años y limitó la exportación de petróleo Iraquí hasta el día de hoy.

La Guerra en Afganistán

La Guerra en Afganistán 2001 denominada por el mando estadounidense como “Operación Libertad Duradera” (originalmente “Operación Justicia Infinita”, nombre que fue modificado para evitar insinuaciones religiosas o mesiánicas ), se inició el 7 de octubre de 2001, después de que Estados Unidos acusara al régimen talibán Afgano de ocultar a Osama bin Laden, responsable directo de los atentados del 11 de septiembre. Estados Unidos y numerosos países aliados procedieron a invadir y ocupar el país alegando su tránsito de la teocracia hacia la democracia.

Atentado de las torres 11/9

El complejo industrial-militar es un concepto que se aplica a los intereses económicos y sociales aplicados al armamentismo y a una política militarista o imperialista. Su divulgación se realizó a partir de un discurso del presidente norteamericano Dwight Eisenhower al terminar su mandato (1961), aplicándolo a los grupos industriales (tanto soviéticos como norteamericanos) interesados en mantener la carrera de armamentos entre los Estados Unidos y la Unión Soviética durante la Guerra Fría.
Hay que comprender que el complejo industrial-militar necesita guerras para generar beneficios, por lo que si no las hay, hay que inventarlas. Acabada la guerra fría, Estados Unidos necesitaba un nuevo enemigo para seguir con su agenda imperialista y decidieron que este nuevo enemigo sería el “terrorismo islamista”.
El eje del mal
La expresión “Eje del mal” fue utilizada por el expresidente de los Estados Unidos George W. Bush en su discurso del Estado de la Unión el 29 de enero de 2002 para describir a los regímenes que apoyan, según él, el terrorismo. Los estados-nación que Bush mencionó en su discurso fueron Iraq, Irán, Corea del Norte, a los cuales posteriormente se agregaron Libia, Siria y Cuba.
Ésta es una traducción al castellano de un fragmento del discurso original:
[Nuestro objetivo] es prevenir que regímenes que apoyan al terror amenacen a [Estados Unidos] o a nuestros amigos y aliados con armas de destrucción masiva. Algunos de estos regímenes han estado bastante callados desde el 11 de septiembre. Pero conocemos su verdadera naturaleza. Corea del Norte es un régimen que se está armando con misiles y armas de destrucción masiva mientras mata de hambre a sus ciudadanos.
Irán anda enérgicamente tras estas armas y exporta terror, mientras que unos pocos que no han sido elegidos reprimen el deseo de libertad del pueblo iraní.
Iraq sigue haciendo alarde de su hostilidad hacia [Estados Unidos] y apoyando el terror. El régimen iraquí ha conspirado para desarrollar ántrax, gas nervioso y armas nucleares desde hace más de una década. Éste es un régimen que ya ha utilizado gas venenoso para asesinar a miles de sus propios ciudadanos, dejando cuerpos de madres apiñados sobre sus hijos muertos. Éste es un régimen que aceptó las inspecciones internacionales y luego expulsó a los inspectores. Éste es un régimen que tiene algo que ocultar al mundo civilizado.
Estados como éstos, y sus aliados terroristas, constituyen un eje del mal que se arma para amenazar la paz del mundo. George W. Bush. Discurso sobre el estado de la Unión. 29 de enero de 2002

Política Neoconservadora
Con los neoconservadores en el poder en Estados Unidos se detecta un intenso uso y abuso de la ”palanca militar”. Existe una propensión histórica de la rama ejecutiva por usurpar funciones legislativas y judiciales, recurriendo, entre otros mecanismos, a operativos militares en el exterior, y lo que hoy se conoce como ”operaciones clandestinas”.
Antes del 11/9 el gobierno de Bush mostró hostilidad hacia los derechos civiles y políticos, estorbando la aplicación de la Ley de libertad de información. Poco después de los ataques, Bush contaba con ”poderes de guerra”, la USA Patriot Act y la Homeland Security Act, que cancelan derechos constitucionales básicos.
Pero Bush y John Ashcroft, entonces fiscal general, querían más poderes de excepción. En noviembre de 2003 Ashcroft firmó una orden ejecutiva autorizando a agentes del FBI a entregar evidencias a las policías locales, facilitando la ”custodia” de ”individuos sospechosos”, es decir, ciudadanos, no-ciudadanos, extranjeros legales e inmigrantes ilegales. Miles de inmigrantes son detenidos y deportados con cualquier excusa.
En 2009 el gobierno logró la aprobación de una Ley marcial que le permite al presidente declarar un estado de ”emergencia pública” y usar tropas en territorio estadunidense, tomando además bajo su control la Guardia Nacional. Por medio de un dispositivo de la Administración Federal de Emergencias (FEMA) denominado Rex 84, planteado ante un hipotético ”éxodo masivo de mexicanos” o de ilegales, se les detendría rápidamente y, según datos ofrecidos por Allen Roland (globalresearch.ca ) serían enviados a campos de detención operados por FEMA, algunos de ellos contratados a Kellog Brown and Root, la subsidiaria de Halliburton, empresa cercana a Cheney y que Fox metió en Pemex. La Ley marcial estipula que se operaría contra ”extranjeros ilegales”, ”terroristas potenciales” y otros ”indeseables”, es decir, disidentes dentro o fuera del gobierno y su aparato de seguridad.
Por último, los atentados del 9/11 crearon el clima de pánico que posibilito el escenario adecuado para que EEUU comenzará una guerra preventiva contra Irak en 2003
Invasión de Iraq en 2003
La invasión de Iraq, entre el 20 de marzo y el 1 de mayo de 2003, fue encabezada por los Estados Unidos, respaldados por fuerzas británicas y pequeños contigentes de Australia, Polonia y Dinamarca. Una serie de otros países estuvieron involucrados en sus consecuencias. La invasión marcó el inicio de la actual guerra de Iraq.
Según el Presidente de los Estados Unidos George W. Bush y el Primer Ministro del Reino Unido Tony Blair, las razones para la invasión eran “desarmar a Iraq de armas de destrucción masiva (ADM), poner fin al apoyo brindado por Saddam Husein al terrorismo, y lograr la libertad al pueblo iraquí.”
La invasión de Iraq provocó una fractura política entre las grandes potencias, que se dividieron entre aquellas que se opusieron activamente a la invasión, como lo fueron Francia, Bélgica, Alemania, Rusia, China (además de otros países que mostraron una oposición pasiva), y aquellos que apoyaron públicamente a los Estados Unidos, como fue el caso de Gran Bretaña, España, Polonia, Portugal y demás naciones que integraron la coalición. La guerra también sirvió para que se diera la primera manifestación ciudadana global en la historia en contra de un conflicto.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s