Guerras provocadas

En 1945 un bombardero B-25 se estrellaba en New York contra el Empire State, obviamente el edificio no cayó.

Vean, vean, la cantidad de cosas que no cuadran si efectuamos una comparativa con el 11/S. Analícenlo:

El Empire State es ciertamente una de las edificaciones más emblemáticas del mundo, su construcción se inició en 1929 de la mano de los arquitectos Shreve, Lamb & Harmon, que por aquel entonces gozaban de un enorme prestigio. Sin embargo, cuando solo habían transcurrido unas pocas semanas desde el inicio de sus obras la crisis económica mundial asolaba los mercados bursátiles (crack del 29) de hecho, el edificio se inauguró cuando la crisis golpeaba con más fuerza en Estados Unidos, lo que provocó que prácticamente la totalidad de sus oficinas quedaran vacias, tal es así, que el edificio pasaría a ser conocido entre la gente como el “Empty (vacío) State Building”. Los propietarios, no obstante, tuvieron la brillante idea de situar en lo más alto del inmueble un fabuloso mirador (todavía en uso) desde el que se podía tener una vista inigualable de toda la ciudad y aquello los salvó de la ruina. Miles de personas de todas partes del globo querían contemplar aquellas vistas maravillosas desde la edificación más grande del planeta.

UNA DENSA NIEBLA SOBRE NEW YORK
En la mañana del 28 de Julio de 1945 la niebla inundaba los cielos de la ciudad de New York. El teniente William Smith pilotaba, por entre la densa espesura un bombardero modelo B-25 desde Boston a Newark como tantas otras veces lo había hecho, pero la niebla en aquella ocasión le jugó una mala pasada. Mientras el confiado oficial pensaba que estaba a punto de aterrizar y desplegaba el tren de aterrizaje, en realidad, el aparato se dirigía sin remedio hacia el Empire State Building. La tragedia estaba a punto de desatarse…
De pronto Smith pudo contemplar por un instante la inmensa mole de cemento y acero que tenía justo delante de él, tiró con fuerza de los mandos tratando de forma desesperada de ganar la altura suficiente como para esquivar a aquel colosal monstruo… pero ya era demasiado tarde. El bombardero colisionaba de lleno contra la planta 79, la sala de conciertos del Rockefeller Center, los tres miembros de la tripulación fallecían en el acto.
Los motores del avión se desprenden con el impacto y salen despedidos atravesando el edificio en distintas direcciones, uno de ellos impacta contra un edificio de viviendas de la calle 34 (justo detrás del Empire State) un terrible incendio se propaga entonces en ambos edificios debido al combustible. Tres personas más fallecerían a causa de los restos del edificio que se precipitaron hasta el suelo y once más murieron presas de las llamas en aquella planta 79. El otro motor, se incrusta en el hueco de los ascensores provocando el pánico entre las personas que abandonaban en ese momento el edificio, resultando heridas varias de ellas. No obstante, el balance de víctimas no fue demasiado elevado ya que aquella mañana era sábado y tanto las oficinas del edificio como las calles circundantes estaban prácticamente vacías del personal que normalmente entre semana circulaba por allí, además el aparato no iba cargado de munición real, ya que de ser así estaríamos hablando de un desastre de una magnitud realmente brutal. Veintiséis heridos más de diversa consideración llegarían también a los diferentes hospitales de la ciudad en aquella sombría jornada.

3 comentarios

  1. golum

    Los B-24, en comparación con un avión de pasajeros de hoy, es una avioneta, puede que pese 10 veces menos, mucho menos combustible fabricados con materiales muy ligeros en comparación con los aviones de hoy, y el edificio tiene una estructura muy diferente a las torres gemelas, el colapso de estas fue en gran parte por el daño que hizo el fuego de queroseno en su estructura, cualquier otra “teoria de la cospiracion” es enfermiza.

    Me gusta

    noviembre 2, 2011 en 1:03 pm

  2. JOSE ALBERTO CARDENAS

    ESTIMADOS SEÑORES SI UTILIZAMOS EL SENTIDO COMUN ES LOGICO PENSAR QUE EL DAÑO QUE PUEDE REALIZAR UN B-25 CONTRA UNA ESTRUCTURA AL ESTRELLARSE ES TOTALMANTE DIFERENTE A LA QUE PUEDE HACER UN AVION ACTUAL DE PASAJEROS,APARTE DE ESO TOMAMOS EN CUENTA APARTE DEL TAMAÑO LA CANTIDAD DE COMBUSTIBLE,DISEÑO DEL AVION,MASA Y VOLUMEN VELOCIDAD DE IMPACTO Y CLARO LA ESTRUCTURA DEL EDIFICIO YA QUE EN LOS MATERIALES Y FORMA DE CONSTRUCCION ENTRE UN EDIFICIO Y OTRO ES MUY DISTINTA,EXISTIRAN OTROS FACTORES QUE SE DEBEN TENER EN CONSIDERACION PERO BASICAMENTE SON ESOS.

    Me gusta

    marzo 18, 2012 en 5:39 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s