Guerras provocadas

El MI6 ha creado evidencia falsa de la guerra en Irak bajo la presión de Downing Street

Dailymail
Tony Rennell
(Traducido por Arielev)

El exhausto oficial de inteligencia secreta se dirigía a casa después de una sesión de fuertes análisis sobre los informes de Irak. Al pasar a través de los altos bloqueos de seguridad del gran cuartel general  del MI6 al lado del Támesis, en Londres, vió el cartel de un periódico que le llamó la atención “45 minutos de ataque “, proclamaba este.

Las campanas de alarma sonaron en su cabeza. Era septiembre de 2002, y el primer ministro, Tony Blair, dió a conocer ese día con bombos y platillos el expediente del gobierno que detalla el arsenal de Saddam Hussein de armas de destrucción masiva, como justificación para ir a la guerra.

Él sabía, de una manera que el público no, los antecedentes precisos para que existan estos titulares. Su primer pensamiento fue que esto no era lo que el informe de inteligencia original había dicho. “Si esto sale mal, estamos todos jodidos,” murmuró para sí mismo.

Limpieza en el área: Soldado británico se prepara para saltar de un tanque en llamas que se prendió fuego en Basora .

Si esto salió mal, por lo espectacular, como una nueva historia del MI6 por bien informados de la BBC de seguridad correspondientes a Gordon Corera. Es una historia inquietante de cómo pequeñas chispas de información dudosa recogidas en los barrios pobres de Bagdad y en otras partes se desplegaron en llamas gigantes.

El resultado fue un petardo de un expediente que fue fundamental en el período previo a la invasión de grandes divisiones británicas y estadounidenses en Irak. Para muchas personas, la espantosa información se reveló , que Saddam estaba tan avanzado con sus armas químicas y biológicas que podía utilizarlos con tan sólo 45 minutos, previo aviso, fue un punto de inflexión.

Millones de personas que se habían mostrado escépticas acerca de la realidad de la amenaza que Irak se detuvieron en seco por la afirmación del Primer Ministro de que las pruebas de las malas intenciones de Saddam fueron “amplias, detalladas y autorizadas. La causa para enfrentarse a él fue de corte directo.

Sólo luego de un tiempo emergen que los expediente eran en realidad poco fiables.

Sin embargo, las consecuencias desastrosas fluían de sus afirmaciones falsas y exageradas. Ellas fueron citadas como un pretexto para la conquista de Irak, lo que llevó a decenas de miles de muertes.También causó un choque perjudicial entre el gobierno y la BBC sobre las sugerencias de que el expediente había sido “sexuado” al igual que la misteriosa muerte de un respetado inspector de armas, el Dr. David Kelly.

Para el MI6, el expediente trajo la mayor crisis de confianza desde la infame red de espionaje de Cambridge y la deserción de uno de sus mejores hombres, Kim Philby, a la Unión Soviética en 1963.Lo que sucedió fue una lección de las distorsiones que pueden surgir cuando la nave laboriosa de recopilación de inteligencia – el orgullo de MI6 y la alegría desde su creación en 1909 – es anulada por la ambición e Ilusiones  implacables de los políticos.

Desde el principio, Blair había puesto todo su peso y reputación detrás de los planes de EE.UU.  para derrocar a Saddam, creyendo con su corazón que el mundo sería un lugar mejor sin el dictador iraquí. Pero la venta de una guerra a un público escéptico, sería muy difícil. El cambio de régimen en sí mismo no fue aceptado en el Reino Unido en la forma en que se encontraba en América post-9/11.Así que se tomó la decisión de basar el caso de la guerra por completo en la posesión iraquí de armas químicas, biológicas y, posiblemente, nucleares.

Esto significaba apoyarse fuertemente sobre la inteligencia. De sus agentes de espionaje, Blair busca material para hacer una acción pública para una intervención armada.

Ellos, a su vez, estaban ansiosos por complacerlo. El MI6 estaba todavía en shock por haber perdido los signos de los ataques del 9 / 11 en las Torres Gemelas y Washington, y estaba determinada a no ser atrapado de nuevo.

Había una razón más profunda también. “Una de las debilidades culturales de MI6 es que es demasiado deseoso por complacer”, dijo un ex alto funcionario de Corera. Para todos los servicios secreto de James Bond y su valentía, siempre ha sido acosada por el temor de que algún día ya no sea necesaria.

Servicial: El MI6 en Vauxhall Bridge, se suponía que eran los ojos de la nación y los oídos, pero algo huele raro.

El fin de la Guerra Fría y de las peleas legendaris del gato y el ratón entre el MI6 y la KGB parecía anunciar la redundancia. A continuación, la era post-9/11 ofrece una nueva misión. Para demostrar que todavía tenía un uso importante en el mundo moderno, el MI6 se puso a trabajar.Los primeros borradores fueron iniciados de un dossier sobre los programas de armas de Saddam. Algunos oficiales del MI6 estaban descontentos con la idea de trabajar para una agenda exacta. “Toda nuestra formación, toda nuestra cultura, los prejuicios, están en contra de tal cosa”, se quejó uno de ellos.

Dearlove, en particular, se convirtió en uno de los más cercanos asesores del Primer Ministro y, según las autoridades, disfrutaron de una “relación privilegiada”. Blair había declarado abiertamente su confianza en él para proporcionar el elemento central del argumento para la intervención en Irak. En un momento se volvió hacia su jefe de espionaje y dijo: “Richard, mi destino está en tus manos.

“Por otra parte, Scarlett estaba trabajando estrechamente con Downing Street, en la medida en que Alastair Campbell, el todopoderoso director de medios de comunicación de Blair, habla de él como un “compañero” y “un tipo muy bueno”.

Las instrucciones de JIC eran hacer que su expediente sea adecuado para su publicación al público, en sí mismo un paso sin precedentes en el mundo de la tímida publicidad de los espías. Campbell pidió que sea “reveladora”. A medida que el proceso de elaboración continuó, Scarlett asistió a las reuniones presididas por Campbell para ver la presentación.

Inteligencia era arrastrada más cerca de la política, lo que  nunca había ocurrido en la historia del MI6. Scarlett lo niega, alegando que no era más que poner la información en dominio público, no tomar partido. Sus subordinados no estaban de acuerdo.”Sabíamos que el objetivo de la documentación se precisa para hacer un caso para la guerra”, un alto oficial de inteligencia militar se quejó más tarde. “Cada hecho se  arregló para que sea lo más fuerte posible.

“Dirección y presión se está aplicando en el JIC y con sus redactores, sostuvo. Una línea se ha cruzado. Inteligencia era utilizada como una herramienta de persuasión política.Pero, ¿la inteligencia estaba allí para recoger qué? No mucho, en realidad.Irak había sido durante mucho tiempo un remanso para el MI6, con información sobre el mismo, “admiten” los maestros de espionaje  esporádico y desigual “. Entonces, de repente, a raíz del 9 / 11, fue disparado con la máxima prioridad.

Toda la suciedad en las supuestas armas de destrucción masiva de Saddam se requieren con carácter de urgencia.El problema es que se necesitan años para construir fuentes confiables de inteligencia. Agentes potenciales tienen que ser vistos, estudiados, cultivados, acercados y validar su veracidad y buena fe.

Pero ese no era el plazo ofrecido. Aunque en el MI6 había un pequeño establo de agentes de información dentro de Irak, uno o dos de larga duración y fiables, ninguno de ellos tenía conocimiento de primera mano del programa de armas de destrucción masiva.

Pero, sabiendo exactamente lo que el MI6 estaba buscando – y con bonificaciones en efectivo como oferta – se las arreglaron para encontrar mediante la contratación (o reclamando para reclutarlos) de sub-fuentes que eran poco más que chismes que se derraman y el producto de su propia imaginación. Sobre lo que el puñado de agentes no informaron – porque sabían que no era lo buscado – fue el gran número de personas que se reunieron en Irak, que no sabían nada de armas especiales y puso en duda su existencia.

Aquí yace otro problema. Saddam era inteligente y astuto, un maestro del engaño. Así que el MI6 decidió que tendrían que tratar con él de la misma manera, doble engaño y doble cruz, lo que habían tratado de hacer a la Unión Soviética durante el espionaje y los días grandes de contraespionaje de la Guerra Fría.Esto tiene una dificultad inherente. Si usted está convencido de que su enemigo realiza la práctica del engaño, y usted no puede encontrar lo que estás buscando, la lógica que, por supuesto, es completamente errónea, es que tu oponente es simplemente muy bueno para engañarte.

Carente de pruebas, como lo era EE.UU., el secretario de Defensa Donald Rumsfeld dijo que no había ausencia de esta. Era una doctrina que estaba a punto de implosionar sobre las inexistentes armas de destrucción masiva de Saddam.Cualquier reclamo de que el había destruido sus armas químicas y biológicas y detuvo su programa nuclear fueron despedidas simplemente en Washington y Londres, como desinformación. Debido a que Saddam había mentido y engañado en el pasado, la opinión mayoritaria era que él estaba haciendo lo mismo ahora.

Horror: El sitio de la explosión de un coche bomba en al-Sadriyah el distrito bagdadí, en abril de 2007 en el que 21 personas murieron y otros 71 resultaron heridos.

Como estaban las cosas, sin embargo, el expediente demuestra que aún tenía armas de destrucción masiva y seguirían buscándolas.Gran parte del material “crucial” provenía de los desertores iraquíes que recreaban historias a las agencias de inteligencia occidentales, hacían afirmaciones salvajes a cambio de asilo. Uno de estos ‘fabricantes’, nombre en clave de Curveball, se creó con una nueva identidad en Alemania después de la toma de la información sobre armas biológicas que se fabrican en remolques móviles.

Pero con el clima de esos tiempos nadie quería tener una de las principales fuentes eliminada por debajo de ellos. Informes curvos se convirtieron en la principal evidencia para el caso de Gran Bretaña de que Sadam seguía produciendo armas biológicas.

Aún así, como el tiempo pasaba y se acercó a los plazos, el JIC y Downing Street fueron cada vez más desesperadamente por algo más concreto que aún genera dudas en la nación sobre la guerra.

Mensajes de correo electrónico pasaron zumbando de un lado a otro, pidiendo más información para poner en el expediente. ¿”Alguien tiene algo más que se puede poner en el?” era el grito constante.

Luego, con broche de oro, los magos en el MI6 sacaron un conejo o tres de su sombrero. Se produjeron nuevos datos de inteligencia, de último momento, que parecían salvar el día.De Bagdad, un agente veterano había enviado un mensaje cifrado a través de un pequeño transmisor. Una de sus fuentes había producido un informe bastante vago y ambiguo diciendo que las municiones químicas y biológicas podrían estar en las unidades militares, listas para dispararse dentro de 20 a 45 minutos.

Exactamente lo contrario de lo que las armas podían decir.La fuente fue probada, pero su identidad era conocida, y parecía estar en condiciones de conocer la información. La voluntad de él por estar en lo correcto ha superado a la precaución.No todos estaban convencidos. Algunos en la descripción del MI6 pensamiento JIC de la nueva sub-fuente es demasiado vaga. Tampoco estaba claro qué tipo de armas que se refería.

Si los 45 minutos están  relacionados con el armamento del campo de batalla, lo que el personal de evaluación del JIC cree, entonces no fue especialmente sorprendente. De hecho, fue bastante patético en vez de aterrador, si el ejército iraquí se tomó 45 minutos para disparar un armamento. Pero si se refería a un misil balístico, era poco realista, hasta el punto que debe ser ignorado.

Básicamente, lo que la fuente había dado era lo que Corera describe como “sólo un pedazo solitario de la inteligencia que flota en un mar de incertidumbre, para que los que querían podían aferrarse. Era de color más local que la inteligencia duro, pero los fantasmas se agarró a él con gratitud.Entonces, de repente, otra pieza de la inteligencia ha caído. El MI6 había cazado al parecer, un importante agente nuevo, que afirmó que la producción iraquí de armas biológicas y químicas se está acelerando y se han construido nuevas instalaciones.La fuente fue probada, pero Dearlove y otros oficiales de alto rango en torno a él se alzaron. Esto fue crucial en el juicio por el endurecimiento y superación de las dudas.

Los informes fueron pasados ​​directamente a Downing Street, sin pasar por los asesores que podían juzgar su credibilidad técnica. Algunos, dentro del MI6, creyeron que esto era un emblema de lo que había salido mal. Demasiada inteligencia probada, recién salida de la impresora, fue trasladada de urgencia en los acogedores brazos del n º 10.

“Supuestamente todo tenía que pasar a través del personal de evaluación”, recordó un funcionario, hablando de los informes de inteligencia en general, “pero, a menudo, lo tenemos media hora para después vaya a Downing Street, con otra fecha, para cubrir sus espaldas. “Pero la confianza es alta. La nueva fuente ha prometido otra partida de crucial inteligencia, incluidos los detalles de los sitios de armas de destrucción masiva.

Esto, según se esperaba, podría ser ansiosamente buscado por las “bala de plata ” de Blair. El expediente, que ahora se puso rígido por las nuevas fuentes, estaba listo para el mundo exterior. En el prólogo, Blair escribió que la producción continua de armas de destrucción masiva de Saddam estaa “fuera de toda duda”.Cualquier indicio de que había límites a la inteligencia, e incluso principales deficiencias, se habían perdido junto con muchas otras advertencias.

Armado con el expediente del MI6, los inspectores de armas de las Naciones Unidas – que aún esperan prevenir la guerra – ahora regresaron a Irak para buscar armas de destrucción masiva, una vez más. Se inspeccionaron 300 lugares y no encontraron nada. “Fuimos a una gran cantidad de granjas de pollos”, dijo uno, “pero sólo había pollos.

La respuesta de Londres es que este resultado fue sólo un engañoso y desvío de Saddam, y de cuan incompetentes e ingenuos fueron los inspectores. En cualquier caso, la prueba de armas de destrucción masiva fue en gran medida irrelevante. Nada iba a detener el impulso.

Asesinados: El rehén británico Kenneth Bigley en una cinta de vídeo en la que hizo un llamamiento al Primer Ministro Tony Blair de trabajar por su liberación del cautiverio por militantes iraquíes.

Cuando la inteligencia tuvo difícil la preparación de Saddam o de otro modo para la guerra de Irak, sugiere que no tenía armas utilizables capaces de atacar a todos, y mucho menos en 45 minutos, esto nunca fue revelado a la opinión pública británica.  “Los libros habían sido cocinados, las apuestas ubicadas”, como oficial de inteligencia estadounidense lo puso.

La conquista de Irak comenzó.”En ningún momento las fuerzas de Saddam fueron cediendo, y me pareció extraño que con tropas de la coalición cerca de Bagdad,  no se haya utilizado ninguna de sus “armas especiales””. Cuando todo había terminado, la cuestión volvió a plantearse. De sitio en sitio se buscaron evidencias de armas de destrucción masiva.

No se encontró ninguna.Uno de las fuentes más apreciadas del MI6 se derritió como un espejismo en el calor del desierto. Tres meses después de la caída de Bagdad, el MI6 había entrevistado en persona a la fuente,en la que tanto se habían invertido y que ha disipado muchas dudas.  Él negó haber dicho algo acerca de la producción acelerada de armas biológicas y químicas.El oficial del ejército que había pasado la exposición de los 45 minutos también negó haber dicho tal cosa, y quedó claro que había inventado todo.

Así que también había aquí un ‘Curveball’.El impacto en la reputación del MI6 fue calamitoso. El uso de la inteligencia para vender una guerra para el público no hubiera importado tanto si resultaba ser cierto. Pero una vez que se demostró este mal, que dejó al público, y especialmente aquellos que habían sido convencidos por la inteligencia, una sensación amarga.

Las recriminaciones comenzaron. ¿Quién tenía la culpa de este fiasco, que ha justificado una guerra en una premisa falsa? ¿Quién fue responsable del lanzamiento de armas de destrucción masiva propias de Gran Bretaña, como un arma de engaño masivo?El MI6 sobre-prometió y sobre-deliveró , fue el veredicto de un miembro del JIC.

Esto es discutido por algunos en el MI6, que sostienen que siempre se dejó en claro que  la inteligencia era escasa.Otros argumentan que se habían quedado expuestos por los políticos. La decisión de ir a la guerra fue una opción política por un primer ministro que se asentó en la inteligencia como el mejor medio para venderla al Parlamento y al público en general. Cuando ésta no se materializó: “Tenemos objeto de dumping”.Muchos del MI6 creyeron, en el interior de su organización, que debían tomar esto lleno y charlarlo.

Sus fuentes se habían equivocado, y esto fue el final de la misma. Los políticos pueden haber empujado y presionado, y se dio la inteligencia, pero en última instancia, el problema era que los informes del MI6 eran falsos.Sin embargo, otros pensaban que era su propio liderazgo, lo que les había permitido bajar y los dejó expuestos por acercarse demasiado al poder. Scarlett y su comité fueron acusados ​​de cometer un error terrible al entrar en el “círculo mágico”  de Blair.

Que se habían dejado absorber por su atmósfera embriagadora y no mantuvieron distancia y la objetividad.La misma crítica se hizo de Dearlove, que se decía que disfrutaba estando en el epicentro del poder, teniendo reuniones informales con Blair y Bush, incluso información en la Oficina Oval.

La verdad – como podemos ver ahora casi una década después – es que los políticos y espías estuvieron demasiado cerca en el período previo a la guerra de Irak.Corera, es claro que, si los espías y los políticos deben apoyarse unos con otros, entonces es mejor para todos nosotros que en el futuro lo hagan con una cuchara muy larga.

Fuente: http://sleepwalkings.wordpress.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s