Guerras provocadas

Egipto: Revolución y golpe de estado

Juego a tres bandas para controlar la Revolución Egipcia

El carácter antimperialista de las manifestaciones ocultado

Las causas económicas

El descontento con la Hermandad Musulmana

El ejército egipcio controlado desde Estados Unidos

Guerra civil o revolución

Jugada a 3 bandas

Alfredo Embid

Tras las mayores protestas populares en la historia de Egipto, el miércoles 3 de julio el ejército destituyó al presidente Morsi ligado a la Hermandad Musulmana, después de solo un año en el poder. Nombró a Adli Mansur como nuevo mandatario interino de Egipto.

Adly Majmud Mansur, era el jefe del Tribunal Constitucional, juramentó como presidente interino de Egipto[1]. Mansur  de 1975 a 1977 estudió en el Instituto Nacional de  Administración Pública en París, fue consejero legal del Ministerio de Comercio de Arabia Saudi durante 7 años 1983 a 1990[2]. Arabia Saudí es, después de Israel, el principal promotor de la política de Washington en Oriente Medio, incluyendo la financiación de la Hermandad Musulmana, además del país que más armamento le compra.

El ministro egipcio de Defensa, general Abdel Fatah al-Sisi, anunció la suspensión temporal de la Constitución, e informó que Mansur convocará elecciones legislativas y presidenciales anticipadas de acuerdo con la llamada ‘hoja de ruta’ acordada por el ejército con las diferentes fuerzas políticas del país.
Dos días antes, el lunes 1 de Julio, hubo 16 muertos y 200 heridos cerca de Universidad de El Cairo cuando hombres no identificados atacaron una manifestación protagonizada por simpatizantes y opositores del presidente egipcio, Mohamad Mursi[3]. La misma táctica clásica para crear el caos que se empleó al comienzo de las manifestaciones en Siria donde tiradores desconocidos dispararon a ambos bandos. Solo que aquí las condiciones son inversas. En Egipto esto sirvió para legitimar la intervención del ejército mientras que en Siria sucedió lo contrario.

El carácter antimperialista de las manifestaciones ocultado

El aspecto más significativo y más ocultado por los medios de desinformación masiva es que las grandes movilizaciones de manifestantes no se limitaban a pedir la destitución del presidente, sino que tenían un carácter antimperialista. Esto podía verse claramente en las protestas callejeras en las que los manifestantes llevaban carteles hechos a mano que denunciaban a Obama y a su Embajadora en El Cairo, y lo que es más importante, denunciaban el fraude de la guerra contra el terrorismo[4].

Fotos: EEUU financia el terrorismo.

La actitud de la embajadora gringa Anne Patterson frente a las protestas hizo que estuviera  presente en muchos carteles que la obsequiaban con el calificativo de puta.

Por ejemplo el 18 de junio Patterson hizo comentarios para disuadir a los manifestantes anti-Morsi: “Algunos dicen que la acción de calle producirá mejores resultados que las elecciones … mi gobierno y yo lo dudamos.”

En una entrevista aún más explícita con el diario egipcio Ahram Online en mayo, defendió el gobierno de los hermanos musulmanes : “El hecho es que se presentaron en una legítimas elecciones y ganaron. Por supuesto que es un reto hacer frente a cualquier nuevo gobierno. Sin embargo, a nivel institucional el Estado, sigue siendo el enlace con el mismo personal de servicios militares y civiles, y de este modo han mantenido las mismas relaciones de larga data”[5].


Un motivo adicional de cabreo popular contra Estados Unidos fue el reciente envío y despliegue desde Fort Hood USA de una unidad militar entrenada para responder a protestas y disturbios civiles[6]. Las tropas norteamericanas no venían precisamente a ayudar a los manifestantes sino a apuntalar a Mursi y el envío de esta unidad de control de disturbios indica claramente su objetivo que es la represión del pueblo egipcio.
Ahmed Shafiq, Presidente del Movimiento Nacional y excandidato a la presidencia, ha enviado una carta a Barack Obama, el Presidente de los Estados Unidos de América, en ella le exige la retirada de la embajadora Anne Patterson porque su presencia en Egipto ya no es deseable.
Estados Unidos cerró y luego evacuó su embajada recomendando a sus ciudadanos que no viajasen a Egipto.


Relacionado con el carácter antiyanki de las manifestaciones, el apoyo de la Hermandad Musulmana a la ingerencia occidental en Siria fue también una de las causas de descontento del pueblo egipcio y todavía más de las enormes protestas recientes contra el gobierno en Turquía que estuvieron a punto de derrocarlo[7]. En ambos casos este carácter antimperialista fue lógicamente ocultado por los medios de desinformación occidentales que unánimemente apoyan la intervención guerrera en Siria.

La infame cadena Al jazeera ha pagado un nuevo tributo a su descarado papel desinformador con la dimisión de varios de sus periodistas por la cobertura sesgada de los recientes sucesos en Egipto a favor de la Hermandad Musulmana. Seis corresponsales de la cadena Al Jazeera que solicitaron el despido en un solo día dijeron que Al Jazeera “les hizo mentir sobre los acontecimientos en el país y así socavar el prestigio del país y del Ejército”.
La semana pasada, fiscales egipcios ordenaron el arresto del jefe de la oficina de Al Jazeera en El Cairo, Abdel Fattah Fayed, acusándole de alterar el orden público y amenazar la seguridad nacional[8]. Significativamente, uno de los primeros actos del ejército egipcio fue cerrar el estudio de Al Jazeera en la capital.
Anteriormente ya habían dimitido otros profesionales de la cadena por su propaganda de guerra disfrazada de cobertura en las agresiones a Libia y Siria. Es lógico, ya que la cadena pertenece al emir de Qatar (que acaba de “renunciar” a su liderazgo) y apoya la intervención de la OTAN y de sus mercenarios. El líder espiritual de la Hermandad Musulmana, Yusuf al-Qaradawi, ha vivido en Doha, capital de Qatar, durante décadas, utilizando para proyectar sus sermones el canal Al Jazeera[9].
El canal Al Jazeera ha sido criticado justamente por pasar en los últimos años de ser un “respetado” canal de noticias árabe supuestamente independiente a convertirse en un infame vocero de la Hermandad Musulmana y de la OTAN. Por ello ha sido castigado con una pérdida de audiencia espectacular. La revista “Foreign Policy”, confirmó que el nivel de audiencia del canal se redujo en los últimos dos años de 43 millones a sólo seis millones de espectadores en todo el mundo[10].


La rebelión contra el presidente Morsi no es de ahora. Anteriormente Morsi ya se vio obligado por masivas protestas callejeras a rescindir un decreto con el que se auto-otorgaba más poderes presidenciales. Luego creó una nueva Constitución para Egipto el 26 de diciembre de 2012,  sacó el ejército egipcio y los tanques a las calles.
Demográficamente, sólo 10,9 millones de egipcios votaron sí para aprobar la nueva Constitución. Esto ni siquiera es un cuarto de la población en un país de casi 84 millones de personas[11]. Significa que solo el 13,3 de la población egipcia apoyó la nueva Constitución. Además muchos egipcios declararon que el referéndum era ilegítimo[12].

Gráfico: desglose estimado de toda la población egipcia (millones).

Las causas económicas

Ilustración: Corbis. Russia Today
Las causas económicas están en primer plano tanto de la primera rebelión como de la actual. Son debidas a que los gobiernos, tanto el de Morsi como el anterior de Mubarak, se sometieron a la política del Fondo Monetario Internacional (FMI) dirigido por Estados Unidos. Los préstamos del FMI llevan su corolario obligatorio: los programas de ajuste estructural (PAE). Es decir la generalización de las privatizaciones, las medidas de austeridad, la reducción de los programas sociales, la limitación del acceso a los servicios públicos, etc
La apertura de los mercados egipcios a las multinacionales occidentales “inversoras” supone la entrada masiva de productos importados (incluyendo los alimentos) y la desregulación de sus  precios. Es decir la desestabilización del sistema financiero y de la economía de todo Egipto.
En la práctica, como es habitual, esto ha llevado a la ruina a los productores locales, un empobrecimiento creciente de la mayoría de la población y un masivo desempleo.
Este sistema está diseñado para beneficiar a los intereses de las multinacionales extranjeras en detrimento de las economías locales y los únicos egipcios que se han enriquecido con él son la burguesía compradora e improductiva.
La Hermandad Musulmana ha continuado sometiendo la economía de su país al Fondo Monetario Internacional (FMI) en oposición a los principios del Islam que entre otras cosas prohíben la “ribâ” (la usura), es decir los intereses bancarios.
Según Mohamed Hassan “La jerarquía de los hermanos musulmanes plantea un programa socioeconómico que no tiene nada de progresista, fomentan un capitalismo sin trabas, la libre empresa y se han opuesto ya a los movimientos obreros y campesinos”[13]
Como denunció un diputado hace años “la piedad está en el corazón no en las islas Bahamas” aludiendo a las cuentas de la Hermandad en este paraíso fiscal[14]. El banco de los hermanos musulmanes, A.T. Limited, tiene su sede social precisamente en el mismo lugar que el banco islámico privado saudí Dar el- Malal-Islami (DMI) en las islas Bahamas[15].
Contrariamente a los principios que proclama, la Hermandad al tomar el poder aseguró la continuación de este sistema de capitalismo de libre mercado, negociando incluso más préstamos con el FMI[16].
Morsi y los hermanos musulmanes resultaron ser tan buenos alumnos, que la  Directora del FMI Christine Lagarde se quedó sorprendida: “Estamos impresionados por la estrategia que han propuesto el Presidente Morsi y el primer ministro Kandil durante nuestras reuniones de hoy”. Declarando cínicamente que “el FMI acompañará a Egipto en este viaje desafiante… el FMI es un socio en ese viaje”[17].
La grave situación económica previa se deterioró todavía más en el ultimo año. Por ejemplo si en 2010 el turismo dio ingresos de 46.000 millones de dólares, en 2012 solo fueron 13.000 millones de dólares. El banco de inversión Merrill Lynch acaba de predecir que “Dudamos que durante este período sea posible llevar a cabo reformas financieras. Por otra parte, es poco probable que se llegue a un acuerdo con el FMI”[18].

Egipto es un país rico, cuna de una civilización de 5000 años de antigüedad, construida como todas las de esa época en un fértil valle fluvial: el Nilo. En la época del gobierno de Gamal Abdel Nasser tras el golpe de estado de 1952, el país alcanzó un notable grado de independencia económica con la nacionalización de los sectores claves de la economía: salud, comercio, industria. Consiguió también una independencia alimenticia mediante la reforma agraria. A pesar de no eliminar la propiedad privada y de no dar la tierra a los campesinos, aumentó las subvenciones estatales a la agricultura. También alcanzó la independencia energética con la construcción de la enorme presa  de Assuan que le proporcionó toda su electricidad.

Todo esto acabó con Sadat, el sucesor de Nasser en 1970, que desmontó las medidas socialistas y se doblegó ante los intereses occidentales. La venta del país fue completada por Hosni Mubarak que vivía en la estación balnearia turística Sharm el-Sheik mientras crecía el hambre en su pueblo.

El saqueo continuó con el gobierno de Morsi que también siguió las ordenes del FMI. Todos han ido reduciendo la independencia del país hasta el punto de que incluso ha tenido que importar alimentos básicos.
Egipto además tiene importantes reservas de gas que vende a Israel a precios preferenciales, con la consiguiente indignación de su pueblo que mayoritariamente está contra la ocupación de palestina.
En realidad es Egipto es un país empobrecido que paradójicamente subvenciona a Estados Unidos comprando sus armas, pagando deudas bancarias y proporcionando gas barato a su aliado Israel.

El descontento con la Hermandad Musulmana

La rebelión contra el presidente Morsi es también contra la Hermandad Musulmana ya que su partido “libertad y justicia” es la rama egipcia de la hermandad.
La impresión de una hegemonía de los hermanos en la sociedad egipcia es un mito. Solo una minoría de egipcios apoya a la Hermandad Musulmana, aunque esta sea muy ruidosa y cuente con considerables medios financieros obtenidos, fundamentalmente, a partir de Qatar y Arabia Saudi, dos países que son fieles aliados de Estados Unidos.
Los opositores por otra parte acusaban al gobierno de Morsi de burlarse de los egipcios constantemente haciendo proposiciones, luego retirándolas una y otra vez para crear confusión[19].
Este doble lenguaje en teoría a favor del islam pero de hecho, en la práctica, del orden económico multinacional, mientras aparentemente pretende combatirlo, es ahora ya más que evidente para la mayoría del pueblo egipcio. Pero en realidad desde hace décadas sus políticas y alianzas estratégicas así lo indicaban.

Durante la rebelión de 2011 cuando millones de manifestantes anti Mubarak tomaron las calles y la plaza Tahrir, la Hermandad no participó. “la Hermandad estaba ocupada tratando de negociar con Mubarak, con la esperanza de encontrar migajas en la mesa para ellos mismos. El liderazgo de la Hermandad nunca estuvo al lado del pueblo durante el levantamiento de Egipto.  Este rol lo cumplía la base secular más fuerte de Egipto, el movimiento sindical, especialmente los trabajadores de algodón de Mahalla, al norte de El Cairo”[20].
Lo mismo sucedió en Túnez; en ambos casos los miembros de la Hermandad Musulmana solo se incorporaron en el último momento. Morsi y la Hermandad no solo no participaron directamente en la revolución inicial de 2011, sino que cuando fueron aupados al poder, sus políticas prácticas fueron la antítesis de cualquier cambio revolucionario auténtico al servicio del pueblo egipcio[21].
La Hermandad Musulmana fue fundada en Egipto 1928 presentándose como antiimperialista. Tuvo desde el comienzo el apoyo de Arabia Saudí creada por los británicos en base a los elementos más intolerantes de la región: los wahabies y la tribu de Saud. Las  raíces de la Hermandad “siempre fueron de derechas, más que religiosas y bajo Hassan al Banna estaban dispuestos a tolerar al rey Faruk y sus señores feudales egipcios siempre que vivieran detrás de su fachada islámica”.
Las agencias de inteligencia occidentales tienen una larga historia de colaboración con la Hermandad que se remonta al colonialismo británico. Inglaterra apoyó a la Hermandad, a través del servicio secreto británico desde la década de 1940.


A partir de la década de 1950, los Estados Unidos tomaron el relevo especialmente cuando se hizo evidente que no podían controlar a Nasser y su progresiva inclinación hacia el campo socialista. Según reconoció el  ex oficial de inteligencia William Baer, “La CIA canalizó ayuda a la Hermandad Musulmana debido a su capacidad encomiable para derrocar a Nasser”[22].
Pero esta política fracasó. El intento de asesinarle utilizando a miembros de la hermandad fue desarticulado y los conspiradores ejecutados. En consecuencia muchos miembros fueron encarcelados y la hermandad prohibida igual que sucedió en Libia y Siria. Los que pudieron escapar lo hicieron precisamente a Arabia Saudí. El país récord del fundamentalismo wahabi  que encaja muy bien con los principios de la hermandad y, lo que es mucho más importante, el país árabe elegido por Estados Unidos para apoyar su política imperialista en Oriente Medio donde la CIA campa a sus anchas.  La protección de Arabia Saudí a los hermanos musulmanes no fue un hecho coyuntural.  El apadrinamiento de la casa de Saud estuvo presente desde el comienzo y es el elemento esencial de la promoción del islam político, según los expertos el Pentágono[23].


Estos enlaces encubiertos de la CIA se mantuvieron y se ampliaron durante los posteriores gobiernos de Sadat y de Hosni Mubarak. Y es evidente que siguen manteniéndose con la Hermandad dados los hechos revelados por la política actual de sus miembros en el poder tanto en Egipto como en Túnez y Turquía.
Sadat y Moubarak liberaron a los hermanos musulmanes encarcelados por Nasser. Moubarak incluso les concedió el privilegio de ser el único partido aceptado y varias veces tuvieron representación parlamentaria. Naturalmente con el acuerdo de Washington para quien los hermanos musulmanes se habían convertido en un aliado fundamental.

Moubarak creó bandas armadas para combatir a los naseristas y a los comunistas. Luego justificó la represión con la excusa de contener el islamismo que con la otra mano promocionaba. Utilizó la religión aumentando su presencia en la sociedad egipcia, por ejemplo leyendo versículos del Corán antes del telediario. En realidad utilizó a los islamistas para justificar la dictadura[24].

La impresión de independencia de los hermanos musulmanes era un mito ahora bien claro para la mayoría de la sociedad egipcia. Como escribe Mohamed Bouhamidi “Las reuniones secretas y repetidas de los hermanos musulmanes con los funcionarios estadounidenses sugieren una petición de apoyo de Estados Unidos (al ejército) para su toma del poder, a cambio de un alineamiento completo con las posiciones norteamericanas”[25].
En todos los temas clave la hermandad musulmana ha seguido manteniendo la actitud económica y política de las anteriores dictaduras “vendepatrias” de Sadat y Mubarak. Su sumisión al FMI ha continuado y ampliado la de estos gobiernos.
Morsi y la Hermandad Musulmana han mantenido en su lugar a todos los empleados de los ministerios de exteriores y de interior de las eras de Sadat y Mubarak. En consecuencia su capacidad de represión también. Las estructuras de los servicios de inteligencia de Egipto, con más razón aún, también están intactas.
En el tema del poder judicial una de las primeras cosas que hizo Morsi fue liberar a activistas estadounidenses infiltrados que habían sido condenados por un tribunal egipcio.
La Hermandad ha excluido a otros movimientos de oposición y ha monopolizado el poder  llenando los cargos del gobierno con sus propios miembros[26].

Sus llamadas de apoyo a los palestinos han estado en la práctica vacías y los hechos demuestran que  sólo son declaraciones políticas:
Salvaguardando los acuerdos de Camp David, el Tratado de paz de Egipto con Israel.
Se ha negado a abrir las fronteras con Gaza para ayudar a los palestinos. No solo mantiene a Gaza bloqueada en el mayor campo de concentración a cielo abierto del planeta,  sino que además ordenó la destrucción de los túneles en Rafah que aliviaban el criminal bloqueo.
Tras el bombardeo de Gaza por parte de Israel, Morsi se reunió con Clinton y apoyó una tregua amistosa entre Hamas y Tel Aviv intentando desvincular a Hamas y a los palestinos del bloque de resistencia: Irán, Hezbollah y Siria. Ver detalles y pruebas al respecto en nuestro Boletín nº465. [27]

La cuestión palestina es un motivo de descontento permanente del pueblo egipcio con sus tres últimos gobiernos ya que en su mayoría apoya lo contrario de lo que sus autoridades practican .
El gobierno de Morsi también ha mantenido un significativo silencio cómplice durante su mandato sobre las múltiples agresiones, incluyendo bombardeos de Israel a sus vecinos: Sudán y 3 veces a Siria, alineándose descaradamente con  el campo de los agresores.
El papel de los hermanos musulmanes en el conflicto sirio ha sido apoyar siempre al fraudulento Ejército Libre Sirio, es decir, a los mercenarios extranjeros financiados por Occidente y no se ha limitado a palabras.
La Hermandad ha venido financiando al ejército libre sirio con sede en Turquía y canalizando dinero y suministros dentro de Siria, como ha reconocido incluso la prensa occidental[28].

Mohamed Morsi  asistió recientemente a un mitin lleno de islamistas llamando a la guerra santa en Siria, según fuentes militares del ejército egipcio. Morsi mismo pidió la intervención en Siria, a lo cual el ejército respondió emitiendo una prudente declaración al día siguiente, subrayando que su única función era guardar las fronteras de Egipto. “Las fuerzas armadas se alarmaron por la conferencia siria a la vez que el estado estaba atravesando una grave crisis política,” dijo un oficial. Según Yasser El-Shimy, analista del International Crisis Group, para el ejército Morsi había cruzado “una línea roja de seguridad nacional” por alentar a los egipcios para luchar en el extranjero, corriendo el riesgo de crear una nueva generación de fanáticos de la Jihad”.
En el centro de preocupación de los militares está la historia del Islam militante en Egipto, patria del líder de al-Qaeda Ayman al-Zawahri. La fuente militar condenó además las recientes observaciones hechas por “terroristas jubilados” aliados de Morsi, que ha profundizado sus vínculos con el grupo armado al-Gamaa al-Islamiya.[29]

Lo mismo han intentado hacer en Gaza y Palestina promocionando el reclutamiento de mercenarios en lugar de ayudarles efectivamente. El influyente predicador islámico jeque Yussef al-Qaradaui, un qatarí de origen egipcio, estuvo en el mes de mayo en Gaza con sus mantras habituales: exhortando a los suníes para que se sumen a las filas de los “rebeldes sirios” contra Hezbolah, al que calificó de «partido de Satán» (Hezbolah significa «partido de dios»). El 14 de junio participó en El Cairo en un congreso de ulemas suníes llamando a la yihad en Siria, denunciando «la agresión flagrante del régimen iraní, de Hezbolah y de sus aliados confesionales»[30].

Es decir, fomentando la fraudulenta guerra entre suníes y chiies que no existe pues la mayoría de ellos han convivido durante siglos pacíficamente según los preceptos de su religión. Solo una pequeña minoría de wahabíes y los hermanos musulmanes han fomentado la división sectaria entre los musulmanes para beneficio del imperialismo que siempre la ha promovido.

Pero las contradicciones de esa estrategia son ya aplastantemente evidentes.
Como ha resaltado el presidente sirio, Bashar al Assad: “Lo que está sucediendo en Egipto es la caída de lo que se conoce como el islam político… en cualquier parte del mundo, el que utiliza la religión con fines políticos o para beneficiar a unos y no a otros, caerá… No se puede engañar a todos siempre, y mucho menos al pueblo egipcio que tiene una civilización de miles de años de antigüedad y que defienden un claro pensamiento nacionalista árabe… Después de un año entero la realidad ha quedado clara para el pueblo egipcio. El rendimiento de la Hermandad Musulmana ha ayudado a ver las mentiras del movimiento usadas desde el inicio de la revolución popular en Egipto”[31].

Hasta un idiota puede ver que la Hermandad es una herramienta perfecta para ejecutar la política de “divide y vencerás” ya que fomenta las divisiones religiosas y sectarias en contra de la unidad popular indispensable para resistir al imperialismo.
No es casualidad que los países musulmanes con gobiernos más tolerantes respecto a la religión y ejemplos de convivencia intercultural y religiosa sean los que se han convertido en objetivos prioritarios de las agresiones occidentales: Libia y Siria.

No es por casualidad que la Hermandad Musulmana se hiciera con el poder en Túnez y en Egipto. Desde el principio de la “primavera árabe”, el objetivo de la administración de Obama fue instalar un modelo de “estado islámico”, que serviría a sus intereses geopolíticos y corporativos[32].
De hecho este modelo les ha ido muy bien con las petromonarquías del Golfo desde el comienzo del colonialismo británico en el siglo pasado. Ahora se siguen utilizando junto con la Hermandad Musulmana y grupos de mercenarios ligados a Al Qaeda para desestabilizar aquellos países designados por Occidente como candidatos a un “cambio de régimen” por su resistencia a dejarse imponer el orden de sus multinacionales y de sus instituciones depredadoras.

El ejército egipcio controlado desde Estados Unidos

El golpe fue encabezado por el Ministro de Defensa General Abdel Fattah el-Sissi que había sido designado por Morsi el año pasado, evidentemente siguiendo las instrucciones de Washington. Rodeado por cristianos, laicos de la oposición y líderes musulmanes dijo que el ejército haría esfuerzos para fomentar un diálogo nacional y de reconciliación. Estas declaraciones de buenas intenciones fueron bien recibidas por todas las facciones bloqueadas por el Presidente Morsi y sus hermanos musulmanes[33]. Pero hay abundantes motivos para dudar de ellas.

El Ministro de Defensa General Abdul Fatah Al-Sisi que dió la cara en el golpe de Estado contra el Presidente Morsi es un graduado del  War College, Carlisle, Pennsylvania.
Según fuentes militares USA,  el General Al Sisi estuvo conectado permanente por teléfono con el Secretario de Defensa de Estados Unidos Chuck Hagel desde el principio del movimiento de protesta.

Foto: General Al Sisi y Chuck Hagel

Hagel llamó por teléfono a Al Sisi el jueves 30 de junio cuando las enormes manifestaciones pidiendo la destitución de Morsi asumían un tono cada vez más anti-yanki y habló con él otra vez el martes 2 de julio después de que Al-Sisi entregara un ultimátum advirtiendo de que el ejército actuaría si Morsi no hacía concesiones[34].
Por su parte el General Martin Dempsey, Presidente del Estado Mayor Conjunto de los Estados Unidos, estuvo en contacto permanente con su homólogo General Sedki Sobhi, jefe del Consejo Supremo de las fuerzas armadas (SCAF) de Egipto.
Según algunas fuentes, la acción militar se produjo también contra la intervención explícita del Presidente Obama y del General Martin Dempsey. Obama llamó al presidente egipcio y Dempsey al jefe del estado mayor General Sedki Sobhi, con la esperanza de desactivar la crisis entre el régimen, el ejército y el movimiento de protesta. Aunque considerando que la fuente de esta noticia, DebkaFile, está demostradamente ligada a  los sevicios de inteligencia israelies puedes ponerlo en cuestión[35].
Pero de cualquier modo lo que esta claro es que los dirigentes de los dos ejércitos estuvieron permanentemente en contacto y que el ejercito egipcio con sus actuales mandos no va a mover un dedo sin el consenso de Washington.
El ejército egipcio esta considerado como el mas poderoso de África. Según los datos reportados por la Federación de científicos americanos:“entre los acuerdos de paz de Camp David de 1978 y el año 2000, Estados Unidos prestó asistencia a las fuerzas armadas egipcias por la suma total de 38 billones de dólares‘.
Se suele decir que Egipto es el principal receptor de ayuda norteamericana después de Israel. Sin embargo, según un gráfico del gobierno USA[36] las ventas de armamento a Egipto entre 2002–2009 fueron 12.200 millones de dólares, y las ventas a Israel algo inferiores: 10.100. En este periodo el récord se lo llevó Arabia Saudí que compró 31.500 millones de dólares de armamento.
Estados Unidos es a su vez el principal vendedor de armas del mundo. A Egipto le ha vendido cientos de cazabombarderos F-4 y F-16, tanques M-60A3, M-60A3, M1M1, etc.
Sobre la ayuda USA al ejército Egipcio y otras “ayudas” al país puedes ver el reciente estudio de Jules Dufour[37].
El ejército egipcio realiza maniobras conjuntas con el ejército USA periódica y regularmente: la llamada Operation Bright Star, considerada las más importantes de la región.
Recientemente, el mes pasado, el ejército egipcio ha aceptado la presencia militar USA en el Sinai y su hoja de ruta está evidentemente orquestada por Washington.

Pero no olvides que muchos movimientos de liberación nacional africanos han surgido del ejército, como ha sido el caso en Egipto y Libia. Nasser (al igual que Arafat) salió del ejército egipcio, Gadafi del ejército libio, a pesar de que en todos los casos estos ejércitos estaban controlados por los británicos.
El derrocamiento de la monarquía en 1952 fue obra de oficiales del ejército. El ejército egipcio con Nasser se enfrentó al imperio británico cuando su gobierno nacionalizó sus recursos, especialmente el petroleo y el canal de Suez en 1973.


Mucho antes, el ejercito egipcio de Mehemet Ali, se enfrentó al poder Otomano y fue un elemento clave de la independencia económica y de la modernización de Egipto. Entre sus logros hay que destacar que derrotó a las tribus wahabíes antecesores de la casa de Saud en el siglo XIX[38]. Recuerda que desde el siglo XVIII los wahabíes ya andaban practicando su afición de cortar cabezas, incluyendo las de musulmanes, como ahora hacen en Siria.
Las reformas de Mehemet Ali hacia la independencia económica y política amenazaban el poder británico que se alió con los otomanos para destrozarlas y, desgraciadamente, lo consiguió en 1848 tras un año de sanciones, intervenciones militares y diplomáticas. Egipto se convirtió de hecho en una colonia británica. Un proceso que explica muy bien el erudito etíope Mohamed Hassan en su libro “La estrategia del caos”. Según él, actualmente “todo depende del ejército que es la única institución organizada[39].  Tienes que tener en cuenta que el ejército egipcio, no son sus altos mandos ligados a EEUU, es “el pueblo”. Todos los egipcios pasan por el ejército de 1 a 3 años y forman el grueso de las tropas igual que en Siria y al contrario que en Arabia Saudí. El resultado es que a pesar de sus gastos multimillonarios este último no cuenta con un ejército comparable ni de lejos con el Egipcio ya que carece de una base popular y está constituido solo por mercenarios profesionales.
Por lo tanto la opinión de la mayoría del ejército egipcio es la misma que la del pueblo, refleja sus mismas divisiones, y también sus mismas unidades. La principal de ellas es que el pueblo no quiere otra dictadura, quiere librarse lógicamente de la dependencia de Occidente que ha arruinado al país. Parte de esa dependencia está gestionada por los mandos corruptos del ejército actual. Forman parte de la burguesía compradora parásita e improductiva que gestiona una parte muy importante de la economía en contra de los intereses de la mayoría de la población…y del ejército.
La rebelión en el cuerpo del ejército, como ya sucedió en 1952, es lo que más temen. Por eso Sadat y Mubarak construyeron un monstruoso “aparato de seguridad interior con cientos de miles de agentes de inteligencia. Su fin era vigilar estrechamente al ejército, impedir que los oficiales se reunieran… desde 1981 hubo un estado de excepción permanente”[40].
Este estado dentro del estado por supuesto tampoco ha sido tocado por el pseudo gobierno de Morsi y es el principal obstáculo con el que se enfrentará  la revolución popular egipcia.

Guerra civil o revolución.

El futuro de Egipto dependerá del pueblo egipcio que parece bastante resuelto a cambiarlo. Dependerá de la evolución del contexto regional y de los cambios mundiales que se están acelerando vertiginosamente en los últimos años.

Según la publicación DebkaFile el rey saudí Abdullah y líderes de los Emiratos Árabes Unidos, con la notable excepción de Qatar abiertamente aliado de la Hermandad Musulmana, saludaron la acción militar en Egipto. Los sauditas y los Emiratos Árabes Unidos se comprometieron a igualar los fondos transferidos de Qatar a las arcas de la Hermandad Musulmana en el Cairo en el último año, que ascienden a la suma enorme de 13 billones”[41].Esta actitud de Arabia Saudí es parte del doble lenguaje que practican ya que siempre han apoyado a los hermanos musulmanes como has visto.


Abiertamente pro-Hermandad Musulmana el Jeque Hamad al-Thani Emir de Qatar sorprendentemente ha entregado el gobierno a su hijo de 33 años. Tal vez para que no hiciera como él, que se lo robó a su padre cuando estaba de vacaciones y también por órdenes de Washington[42] Su hijo, que se presenta como un moderado, hechó inmediatamente al primer ministro Sheikh Hamad bin Jassim también reconocido pro Hermandad Musulmana. Sin embargo la cadena Al Jazeera en su tendenciosa cobertura de los recientes sucesos de egipto siguió apoyándolos.
Puedes preguntarte: ¿Significa todo esto un cambio de política de Washington respecto a sus anteriores aliados ante el fracaso de su estrategia de utilizar a la hermandad para remodelar Oriente medio y Africa?.
La gran derrota de la Hermandad Musulmana en Egipto coincide también con las crecientes manifestaciones en Túnez cuyo presidente está aliado con los hermanos musulmanes y sobre todo en Turquía, donde el partido del primer ministro Recep Tayyip Erdogan, AKP, está estrechamente ligado a la Hermandad Musulmana. Las protestas masivas del pueblo turco presentadas falsamente en los medios como reivindicaciones por un parque de la capital, han estado marcadas por un rechazo de la política guerrera del gobierno que ha apoyado, albergado y armado a los insurgentes sirios en colaboración con la OTAN. Las manifestaciones han sido brutalmente reprimidas por la policía con gases lacrimógenos y cañones de agua de gran alcance pero de nigun modo han aplacado el descontento del pueblo que mayoritariamente se opone a la intervención en Siria.
El fracaso de la estrategia de Estados Unidos utilizando a la Hermandad Musulmana para llevar a cabo sus planes de remodelación de Oriente Medio es evidente y así ha sido señalado por prestigiosos analistas independientes.
Según William Engdahl “la caida de Morsi y de la Hermandad es un serio revés para la estrategia de “Primavera árabe” de Washington de utilizar el Islam político para propagar el caos de China a Rusia y en todos los países de Oriente Medio ricos en energía”[43].
Según el Prof Michel Chossudovsky Mientras que las fuerzas armadas han reprimido a la Hermandad Musulmana, el golpe de estado en última instancia pretende manipular el movimiento de protesta y evitar el surgimiento de un “gobierno realmente popular”.  El derrocamiento del presidente Mohamed Morsi por las fuerzas armadas egipcias no se llevó a cabo contra intereses de Estados Unidos, fue instigado para asegurar la “continuidad” en nombre de Washington”[44].
Los dos análisis son parte de lo mismo. Como la carta de la Hermandad ha fracasado se vuelve a utilizar la del ejército, cuyos mandos nunca han dejado de estar controlados por Estados Unidos, para intentar devolver las protestas a su cauce y volver a manipular al pueblo para que todo siga igual. Solo que ahora les va a costar más pues su doble juego ha quedado bien claro para la población egipcia.

Jugada a 3 bandas

Pero es importante resaltar que en realidad el juego no es doble si no triple. Si los Estados Unidos controlan de momento el ejército y como han hecho siempre apoyaron a la Hermandad Musulmana,  también simultáneamente financiaron a la oposición.

Como ya denunciamos en el Boletín nº346 antes de la primera revuelta grupos de la oposición al gobierno de Mubarak fueron apoyados por ONG de Estados Unidos e incluso algunos jóvenes egipcios fueron entrenados allí.[45] A continuación tienes algunas pruebas mas.

Foto: CANVAS en Egipto

Un buen ejemplo de esas organizaciones presentes en Egipto es CANVAS que ha admitido que el gobierno de Estados Unidos les había financiado para que derrocaran al Gobierno de Serbia en el año 2000. Cuando fue denunciada por su más reciente participación en Egipto en el llamado “movimiento de la juventud del 6 de abril” rápidamente cambió su página de Socios (Partnership) a enlaces externos (External Links) como denunció Tony Cartalucci[46].

Foto: Pasando del logotipo de CANVAS que figura bien visible en el cartelón gigante a sus espaldas, Mohamed Adel de “movimiento 6 de abril” trata de convencer hipócritamente a su audiencia de que no son financiados por el extranjero.

Es comprensible ya que los socios de CANVAS incluyen:
Albert Einstein Institution (incluyendo la Fundación de Acra)
Instituto de Estados Unidos para la paz (United States Institute for Peace USIP) (financiado por el Congreso)
Freedom House (infestada de NeoConservadores)
Instituto Republicano Internacional (International Republican Institute IRI) (dirigido por belicista loco John McCain)
Nuevas tácticas, New Tactics (financiado por la Fundación Ford y por la Open Society del magnate  George Soros)
Humanidad en acción, Humanity in Action (financiado por la Fundación Ford y por el Departamento de Estado).
¿Con semejantes socios tu creerías que son independientes como ahora afirma CANVAS?
Los movimientos “Pro-democracia”, particularmente el “movimiento juvenil del 6 de abril”, fueron entrenados, financiados y equipados por el Departamento de Estado norteamericano. Ahmed Maher, fundador del movimiento había estado en Estados Unidos, en Serbia y nuevamente en Estados Unidos para una serie de talleres de capacitación organizados por el Departamento de Estado antes, durante y después de la llamada “primavera árabe”. Esta peregrinación de los Estados Unidos a Serbia, a Egipto y viceversa, es financiada por el Departamento de Estado norteamericano, que lo ha entrenado y equipado como agitador.

Foto: Ahmed Maher, posa en la escena de “Ocupar D.C.” Irónicamente, los estadounidenses se jactan de que Maher y su “movimiento 6 de Abril″ les han inspirado, ignorando que fue creado por el gobierno de Estados Unidos que ellos critican.
Todo vale para contrarrestar las tendencias a la independencia que triunfaron con Nasser.

A pesar de que la Hermandad Musulmana es, aparentemente, la antítesis del movimiento  6 de abril, ambos se apoyan, como se vio cuando ascendió al poder[47]. Aunque ambos movimientos aparentan ser política e ideológicamente opuestos, comparten un denominador común: son instrumentos de ejecución de la política exterior occidental[48].
El movimiento de la juventud 6 de abril no es el único. Otros sectores de la oposición son apoyados por el Fondo Nacional para la democracia (NED) y la Freedom House.

Foto: Kifaya

El movimiento de la sociedad civil de Kifaya es apoyado por el Centro Internacional de Estados Unidos para conflictos no violentos International Center for Non-Violent Conflict[49].
Esta estrategia de apoyar secretamente movimientos “pacifistas” que reivindican la “democracia” sigue el modelo del “soft power” defendido por la infame directora de Amnistía Internacional USA Suzanne Nossel. Ver sobre esta individua y sus antecedentes nuestra presentación en el Boletín nº488[50]
Forma parte de las revoluciones de terciopelo o de colores, financiadas por la Open Society del multimillonario y especulador Georges Soros ya experimentado en las repúblicas exsovieticas y en Yugoslavia no siempre con éxito.
Esta triple injerencia utilizando el ejército, la Hermandad Musulmana y los movimientos pro “democracia” a favor del orden económico multinacional y de los intereses imperialistas es cada vez más evidente para la mayoría del pueblo egipcio.
Esta estrategia de apoyar a los tres bandos pretende asegurar que gane quien gane siempre ganarán los intereses imperiales… y perderá el pueblo.

Los egipcios ya saben el resultado de someterse al orden occidental unipolar y dejar que el país sea invadido por capitales expoliadores y ladrones. Conocen en su carne el desgraciado resultado: un creciente aumento de la pobreza, del paro, y una pérdida de la independencia.
Ahora también experimentan las consecuencias del ascenso del islamismo de la Hermandad Musulmana promocionado por las petromonarquías wahabitas del Golfo colaboradoras de Occidente: Aumento de la intolerancia, de la violencia, de los enfrentamientos y del deterioro del tejido social, sin solucionar los problemas fundamentales.

Según el presidente ruso Vladimir Putin “Siria ya está en un guerra civil y, por desgracia, Egipto se mueve en la misma dirección … Espero que el pueblo egipcio evite este destino” dijo durante su visita oficial a Astaná, capital de Kazajistán.[51]

Indudablemente puede evitarlo si el pueblo y la mayoría del ejército que ha salido de él toman realmente el poder y sencillamente rechazan todo lo que los 3 anteriores gobiernos han hecho.
Dado el bloqueo por parte de Occidente que seguirá inevitablemente a este cambio de orientación, es evidente que esto no puede hacerse sin establecer nuevas alianzas.
Por ejemplo regionalmente con Sudán con el que comparte su historia y el Nilo fuente de su riqueza agrícola. Con Siria con la que durante el gobierno de Nasser ya hubo una alianza. También reactivando las funciones del bloque de “no alineados” que Egipto contribuyó a crear con Nasser. Estos países tuvieron una reunión el año pasado en la XVI Cumbre del Movimiento de Países No Alineados que se celebró del 26 al 31 de agosto en 2012 en Teherán, Irán como informamos en el Boletín nº451. Esta reunión en la que participaron 80 países tuvo significativamente el título de “Paz duradera a través de la gobernabilidad conjunta global” [52] Egipto estuvo presente lo cual era una novedad ya que no asistía desde 1978 cuando se alineó definitivamente con la política USA. Sin embargo el Primer Ministro de Egipto Morsi apeló al apoyo de los No Alineados a los mercenarios armados por Occidente en Siria, demostrando que su no alineamiento era un fraude oportunista. Su propuesta no se aceptó[7].

Lo más importante para Egipto (y para cualquier otro país que quiera independizarse) es establecer alianzas internacionales con los bloques de países emergentes.
Ahora pueden aliarse con países y capitales que contribuyan a desarrollar el país y respeten los objetivos de desarrollo nacional. Un aspecto especialmente importante es establecer relaciones con China dada la situación actual. China ya está emplazada en el desarrollo de los recursos petroleros de Sudán y ha desplazado efectivamente a las compañías USA. Desde 2009, China es el mayor socio comercial de África, con un volumen de comercial bilateral que asciende a unos 200.000 millones de dólares anuales. Unas 2.000 compañías Chinas han invertido en más de cincuenta países africanos. Y lo han hecho sin tener ni una base militar en el extranjero, sin invadir ni un solo país, sin disparar un solo misil y sin provocar ningún golpe de estado.
También con Rusia, que ya está sólidamente emplazada en Siria y se mantiene firme en apoyar al eje antimperialista en Oriente Medio y la no injerencia que defienden. Los egipcios no olvidan que durante el gobierno de Nasser ayudó a la independencia egipcia, por ejemplo, con la construcción de la presa de Assuan.
Y con Irán, cuyo gobierno actual jamás ha atacado ni amenazado a otro país (contrariamente a lo que se nos cuentan).  y se ha elevado al primer puesto mundial en reservas de gas natural, seguido de Rusia que ocupa el segundo lugar de los países poseedores de gas en el mundo. [53]
Como han hecho ya Irán y China también pueden aumentar sus relaciones comerciales con los países de América Latina.
Egipto puede sumarse a otras alianzas ya existentes como el Tratado de Cooperación de Shanghai y el BRICS en los que Rusia y China juegan importantes papeles.
Estas alianzas, cuya influencia va afortunadamente en ascenso, representan pasos hacia el deseable fin del mundo unipolar que ha destruido no solo a Egipto sino que está en vías de acabar con la base misma de la vida en todo el planeta. Cuanto antes se acabe mejor será para todos.

Notas

[1] Egipto: El jefe del tribunal constitucional asume la presidencia interina del país
4 jul 2013 | 16:31 GMT 89
http://actualidad.rt.com/video/actualidad/view/99190-Egipto-El-jefe-del-tribunal-constitucional-%3Casume-presidencia-interina-del-pa%C3%ADs

[2] Who Is Adly Mansour, Egypt’s New Interim President? Marwa Farag Jul 03, 2013 | http://muftah.org/a-short-bio-who-is-adly-mansour-egypts-new-interim-president/

[3] 16 muertos y 200 heridos cerca de Universidad de El Cairo 03/07/2013 http://hispantv.com/detail/2013/07/03/231274/3-muertos-y-90-heridos-universidad-el-cairo

[4] Washington Islamist Strategy in Crisis as Morsi Toppled. Egypt Protest directed against US. Egypt’s Anti-American Protest Movement: F. William Engdahl Global Research, Julio 04, 2013 http://www.globalresearch.ca/washington-islamist-strategy-in-crisis-as-morsi-toppled/5341595

[5] John Hudson, Knives Come Out for US Ambassador to Egypt Anne Patterson, Foreign Policy, July 3, 2013, accessed in
http://thecable.foreignpolicy.com/posts/2013/07 /03/knives_come_out_for_us_ambassador_to_egypt_anne_patterson

[6] Now Obama Using Troops To Prop Up Cairo’s Islamofascists . 06/24/2013 06
http://news.investors.com/ibd-editorials/062413-661236-obama-sending-troops-to-protect-islamofascist-morsi.htm

[9] Simeon Kerr, Fall of Egypt’s Mohamed Morsi is blow to Qatari leadership, Financial Times, July 3, 2013, accessed in
http://www.ft.com/intl/cms/s/0/af5d068a-e3ef-11e2-b35b-00144feabdc0.html#axzz2Y4bYmKsb

[10] Fady M., Lynn A. La audiencia castiga a la cadena Al-Jazeera por su parcialidad en el conflicto sirio. 4 mayo, 2013.
http://tenacarlos.wordpress.com/2013/05/04/la-audiencia-castiga-a-la-cadena-al-jazeera-por-su-parcialidad-en-el-conflicto-sirio/

[11] Según la Agencia Central de movilización pública y estadística, la población egipcia era de 83,774,037 a partir del 18 de enero de 2013.

[12] Egypt’s Constitutional Referendum. Mahdi Darius Nazemroaya. Strategic Culture Foundation and Global Research 22 enero 2013
http://www.strategic-culture.org/news/2013/01/23/statistically-examining-cairo-constitutional-referendum-did-morsi-hijack-democracy.html

[13]Michel Collon G. Lalieu “La strategie du Chaos” Entrevistas a Mohamed Hassan Investigaction CoCouleur livres Pgna 51

[14] Citado por michel Galloux “Finance islamique et pouvoir politique. Le cas de l’ Egypte moderne. Presses universitaires de France PUF 1997.

[15] Richard Labévière. Les dollars de la terreur. Grasset París 1999. Pgna 263.

[19] Did President Morsi Hijack Democracy? Mahdi Darius Nazemroaya. Global Research, July 05, 2013 http://www.globalresearch.ca/statistically-examining-cairos-constitutional-referendum-did-morsi-hijack-democracy/5320067

[20] Un ejército que se dice del pueblo. Robert Fisk The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12. Traducción: Celita Doyhambéhère.
http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/subnotas/223680-64111-2013-07-04.html

[21] Egypt at a Crossroads: From Revolution to Military Coup? Ghada Chehade
Global Research, Julio 03, 2013. http://www.globalresearch.ca/egypt-at-a-crossroads-from-revolution-to-military-coup/5341536

[23] Richard Labévière. Les dollars de la terreur . Grasset París 1999. Pgna 167

[24]Michel Collon G. Lalieu “La strategie du Chaos” Entrevistas hechas a Mohamed Hassan Investigaction CoCouleur livres Página 51.

[25] Égypte : De la démystification des Frères musulmans Mohamed Bouhamidi Alger, 29 junio- publicado el 1 de julio en Reporters.DZ http://www.reporters.dz/index.php?option=com_content&view=article&id=2541:de-la-demystification-des-freres&catid=1:thema&Itemid=2

[27] El conflicto palestino, Hamas, los hermanos musulmanes y la “primavera árabe” Los diversos frentes de Israel. Alfredo Embid
http://ciaramc.org/ciar/boletines/cr_bol465.htm

[29] What Really Caused the Coup Against the Egyptian President: Egypt’s Support for Intervention in Syria Was the Straw that Broke the Camel’s Back Global Research, Julio 04, 2013 Washington’s Blog 3 Julio 2013 http://www.globalresearch.ca/what-really-caused-the-coup-against-the-egyptian-president-egypts-support-for-intervention-in-syria-was-the-straw-that-broke-the-camels-back/5341645

[30] Hamas se debate entre los ejes chií y suní en el conflicto sirio. Gara http://www.rebelion.org/noticia.php?id=170710

[32] Was Washington Behind Egypt’s Coup d’Etat? Did the Pentagon give the “Green Light”. Prof Michel Chossudovsky. Global Research, Julio 04, 2013.
http://www.globalresearch.ca/was-washington-behind-egypts-coup-detat/5341671
[33] Washington Islamist Strategy in Crisis as Morsi Toppled. Egypt Protest directed against US. Egypt’s Anti-American Protest Movement: F. William Engdahl Global Research, Julio 04, 2013
http://www.globalresearch.ca/washington-islamist-strategy-in-crisis-as-morsi-toppled/5341595

[35] DebkaFile, Army deposes Morsi. In TV statement, army chief names judge provisional president. Tahrir Sq. jubilant, DEBKAfile Special Report Julio 3, 2013. Accessed in
http://www.debka.com/article/23088/Army-deposes-Morsi-In-TV-statement-army-chief-names-judge-provisional-president-Tahrir-Sq-jubilant

[37] L’Empire face à la forte vague de Révolutions populaires en Afrique du Nord en 2011 Les grandes puissances feraient mieux de se taire. Jules Dufour Mondialisation.ca, 03 julio 2013 http://www.mondialisation.ca/lempire-face-a-la-forte-vague-de-revolutions-populaires-en-afrique-du-nord-en-2011/5341560

[38]Michel Collon G. Lalieu “La strategie du Chaos” Entrevistas hechas a Mohamed Hassan Investigaction CoCouleur livres. Pgna. 26.

[39] Michel Collon G. Lalieu “La strategie du Chaos” Entrevistas hechas a Mohamed Hassan Investigaction CoCouleur livres pg 58.

[40] Mohamed Hassan op. cit. pgna 48

[41] DebkaFile, Saudis, Gulf emirates actively aided Egypt’s military coup settling score for Mubarak ouster, DEBKAfile Exclusive Report Julio 4, 2013
http://www.debka.com/article/23090/Saudis-Gulf-emirates-actively-aided-Egypt%E2%80%99s-military-coup-settling-score-for-Mubarak-ouster
.

[42] ¿Qué se esconde detrás del traspaso de poder en Catar. Rasul Gudarzi
http://www.hispantv.com/detail/2013/06/26/230456/que-se-esconde-detras-del-traspaso-de-poder-en-catar

[43] Washington Islamist Strategy in Crisis as Morsi Toppled. Egypt Protest directed against US. Egypt’s Anti-American Protest Movement: F. William Engdahl Global Research, Julio 04, 2013 http://www.globalresearch.ca/washington-islamist-strategy-in-crisis-as-morsi-toppled/5341595
[44] Was Washington Behind Egypt’s Coup d’Etat? Did the Pentagon give the “Green Light”.
Prof Michel Chossudovsky. Global Research, Julio 04, 2013
http://www.globalresearch.ca/was-washington-behind-egypts-coup-detat/5341671

[45] Boletín nº346 Manipulación de las revoluciones en los países árabes. Alfredo Embid. http://ciaramc.org/ciar/boletines/cr_bol346.htm

[47] April 6 declares support for Brotherhood’s Morsi in Egypt presidency runoff. Egypt’s best-known youth group throws weight behind Brotherhood presidential candidate Morsi after latter signs on to ‘National Consensus Document’. Ahram Online, 12 Jun 2012.
http://english.ahram.org.eg/NewsContent/36/122/44667/Presidential-elections-/Presidential-elections-news/April–declares-support-for-Brotherhoods-Mursi-in-.aspx

[48] From Egypt to Syria, the Muslim Brotherhood does the West’s bidding. Tony Cartalucci Global Research, Julio 05, 2013. landdestroyer.blogspot.com and Global Research.
http://www.globalresearch.ca/us-struggles-to-install-proxy-brotherhood-in-egypt/31552
[50] Cómo las Organizaciones de “Derechos Humanos” te intoxican y preparan las guerras
PresentaciOn en PowerPoint
Alfredo Embid
http://ciaramc.org/ciar/boletines/cr_bol488.htm

[51] El presidente ruso, Vladímir Putin, considera que Egipto “se mueve en la misma dirección” que Siria, ya inmersa en plena guerra civil.
http://actualidad.rt.com/actualidad/view/99397-putin-siria-egipto-guerra-civil

[52] Boletín nº451 Algunos comentarios sobre la última conferencia de Países no alineados celebrada en Teherán. Alfredo Embid.
http://ciaramc.org/ciar/boletines/cr_bol451.htm

[53] Informe de la AIE, la compañía petrolera británica British Petroleum (BP) 2013

Fuente: http://www.ciaramc.org/ciar/boletines/cr_bol497.htm

Anuncios

4 comentarios

  1. Con la promulgación del decreto del 22 de noviembre de 2012, Morsi se adjudicaba poderes calificados de «faraónicos» por sus opositores. Siguieron las batallas entre los islamistas y la oposición liberal y de izquierda que causaron siete muertos y cientos de heridos. Los tanques reaparecieron en las calles de El Cairo y Morsi exige, por decreto, al ejército que garantice la seguridad del país. Le concede el derecho de arrestar a civiles, poder muy denostado por los «revolucionarios» en el período de transición post Mubarak. Reaparece pues el ejército en el primer plano político del país protegiendo a los islamistas y a sus órdenes, como predijo más de un año antes el Mourchid y evitando que el país caiga en el caos.

    Me gusta

    julio 13, 2013 en 1:54 pm

  2. La guerra contra Libia fue dirigida por Francia, Gran Bretaña y los Estados Unidos. Pero Washington recurrió a una estrategia completamente diferente de la de París o Londres. En África, los Estados Unidos anhelan sobre todo intervenir por mediación de terceros. Fue entre bastidores como Africom, el mando unificado del ejército americano en África, dirigió la guerra en Libia, mientras que fueron sobre todo las fuerzas francesas y británicas quienes intervenían en un primer plano con sus bombardeos. A continuación, los Estados Unidos trabajaron en estrecha colaboración con Arabia Saudí y Qatar.

    Me gusta

    julio 16, 2013 en 12:02 am

  3. La impresión de independencia de los hermanos musulmanes era un mito ahora bien claro para la mayoría de la sociedad egipcia. Como escribe Mohamed Bouhamidi “Las reuniones secretas y repetidas de los hermanos musulmanes con los funcionarios estadounidenses sugieren una petición de apoyo de Estados Unidos (al ejército) para su toma del poder, a cambio de un alineamiento completo con las posiciones norteamericanas” [25] . En todos los temas clave la hermandad musulmana ha seguido manteniendo la actitud económica y política de las anteriores dictaduras “vendepatrias” de Sadat y Mubarak. Su sumisión al FMI ha continuado y ampliado la de estos gobiernos. Morsi y la Hermandad Musulmana han mantenido en su lugar a todos los empleados de los ministerios de exteriores y de interior de las eras de Sadat y Mubarak. En consecuencia su capacidad de represión también. Las estructuras de los servicios de inteligencia de Egipto, con más razón aún, también están intactas. En el tema del poder judicial una de las primeras cosas que hizo Morsi fue liberar a activistas estadounidenses infiltrados que habían sido condenados por un tribunal egipcio. La Hermandad ha excluido a otros movimientos de oposición y ha monopolizado el poder llenando los cargos del gobierno con sus propios miembros [26] .

    Me gusta

    julio 25, 2013 en 4:46 pm

  4. “Si eres presidente de Egipto y no puedes confiar en tu policía, si no estás seguro de contar con la lealtad del ejército y sabes que no le agradas a los burócratas, la labor de dirigir este país tan complicado será muy difícil”, dijo Wedeman.

    Me gusta

    julio 27, 2013 en 12:43 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s