La llamada “Gripe Española” de 1918 fue una pandemia mundial causada por Rockefeller y el ejército americano

La llamada "Gripe Española" de 1918 fue una pandemia mundial causada por Rockefeller y el ejército americano

Un nuevo acontecimiento histórico que ha ido evolucionado durante los últimos años y que ahora se ha puesto de relieve a causa de COVID-19 es la llamada “gripe española” de 1918. Informes y documentos recurrentes emergen para decirnos que esta “mayor pandemia de la historia no fue [1] ni “española”, [2] ni “una gripe” y [3] no fue un evento natural sino el resultado de un bricolaje humano hecho  con las vacunas. Seguramente surgirán muchas cosas, pero las pruebas acumuladas hasta ahora son demasiado convincentes para descartarlas.

En términos simples, las nuevas pruebas apoyan las postulaciones de que la pandemia de 1918 fue causada por un programa desacertado -y altamente experimental- de vacunación contra la meningitis del Instituto Rockefeller que fue lanzado en Fort Riley por el ejército de los EE.UU., y se extendió por todo el mundo desde allí. En este ensayo se intentará documentar brevemente las pruebas disponibles hasta la fecha. Por supuesto, habrá muchas objeciones al contenido de este ensayo, no sólo por parte de los ideólogos y los trolls, sino también por parte de aquellos que ocupan altos cargos con órganos vitales del cuerpo que necesitan protección.

En primer lugar, no había justificación para asociar la pandemia de 1918 con España. El patógeno no se originó en España, ni fue España la más afectada. La “historia oficial” más comúnmente aceptada, tal como la cuentan nuestros MSM (Main Stream Media o los Grandes Medios Mentirosos), es que todos los países excepto España habían iniciado una severa censura (debido a la guerra) y que los hechos de la pandemia por lo tanto sólo circulaban libremente en los medios de comunicación españoles, y así fue “natural” referirse a esto como la gripe española. De acuerdo con este razonamiento, dado que todos sabemos que los Estados Unidos tienen oficialmente al menos un 125% de libertad de expresión y al menos el mismo porcentaje de censura, deberíamos renombrar a COVID-19 como “La Maldición Americana”. (Esto todavía puede suceder, por otras razones más justificadas).

En cualquier caso, las pruebas documentadas están aumentando – y creciendo – que cada vez son más sólidas de que la epidemia de “gripe española” se originó en Fort Riley, Kansas, en los Estados Unidos. Los teóricos de la conspiración y los revisionistas históricos no pueden cambiar esto ahora.

La pandemia de 1918 fue probablemente la peor que el mundo haya conocido, ciertamente desde hace siglos. Infectó a unos 500 millones de personas y mató al menos a 50 millones en todo el mundo. El “relato oficial” actual (nuevamente) es que fue causada por “un virus H1N1 que se originó en las aves” (lo que no es de ninguna manera una “gripe”), y que su única conexión tenue es que fue “identificado por primera vez en los Estados Unidos entre el personal militar” en la primavera de 1918. Estas afirmaciones parecen ser falsas. En un informe de 2008, el Instituto Nacional de Salud de los Estados Unidos admitió que la mayoría de las muertes no se debían a la “gripe” ni a ningún virus aviar, sino a la neumonía bacteriana.[1]

Los detalles de los estudios lo corroboran en gran medida, en los que incluso el Dr. Anthony Fauci, Director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas dice: “Estamos totalmente de acuerdo en que la neumonía bacteriana desempeñó un papel importante en la mortalidad de la pandemia de 1918”. [2] [3] [4] [5]. De hecho, ahora se acepta que la razón por la que la tecnología médica moderna nunca ha podido identificar la “cepa asesina” de esta pandemia fue porque no era la gripe la que estaba matando a la gente. Esto nos parece obvio hoy en día, porque sabemos que la gripe atacó a los inmunodeprimidos (jóvenes y viejos) mientras que la “gripe española” atacó a personas muy sanas, que es lo que hace la neumonía bacteriana.

Una vez más, el relato oficial nos dice que debido al movimiento de las tropas a causa de la guerra, el patógeno se ha extendido por todo el mundo. Pero la tesis que está surgiendo hoy en día es que los movimientos de tropas pueden haber sido irrelevantes porque Rockefeller, en su prisa y orgullo combinados, “envió su suero antimeningocócico experimental a Inglaterra, Francia, Bélgica, Italia y muchos otros países, ayudando a propagar la epidemia por todo el mundo”. “Esto ciertamente parece ser el principal sospechoso, y podemos entender la renuencia de la OMS y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de hoy en día para revelar esto a la prensa popular. Como el Dr. Kevin Barry escribió:

“Sería mucho más difícil mantener el mantra de la publicidad de que “las vacunas salvan vidas” si un experimento de vacunas originado en los Estados Unidos ha causado la muerte de 50 a 100 millones de personas. (y) el “Instituto Rockefeller de Investigación Médica de los Estados Unidos y su vacuna bacteriana meningocócica experimental pueden haber matado de 50 a 100 millones de personas en 1918-19″ es un eslogan de venta mucho menos eficaz.” [6]

Pruebas evidentes

Según el documento del Instituto Nacional de Salud de 2008, la neumonía bacteriana fue la causa de muerte en al menos el 92,7% de las autopsias de 1918-19 examinadas. Es probablemente más alto que el 92,7%. Los investigadores examinaron más de 9.000 autopsias y “no hubo resultados negativos de cultivos pulmonares (bacterianos)”. ”

“… En las 68 series de autopsias de alta calidad, en las que se pudo excluir la posibilidad de cultivos negativos no reportados, el 92,7% de los cultivos pulmonares de las autopsias fueron positivos para ≥ 1 bacteria. … En un estudio de aproximadamente 9.000 sujetos que fueron seguidos desde la presentación clínica con la gripe hasta la resolución o la autopsia, los investigadores obtuvieron, mediante una técnica de esterilización, cultivos de neumococos o estreptococos de 164 de 167 muestras de tejido pulmonar.

Había 89 cultivos puros de neumococos; 19 cultivos de los que sólo se recuperaron estreptococos; 34 que produjeron mezclas de neumococos y/o estreptococos; 22 que produjeron una mezcla de neumococos, estreptococos y otros organismos (principalmente neumococos y estreptococos no hemolíticos); y 3 que han dado estreptococos no hemolíticos solos. No hubo resultados negativos de cultivos de pulmón. ” [2]

Se encontraron neumococo o estreptococo en “164 de 167 muestras de tejido pulmonar sometidas a autopsia”. Eso es el 98,2%. La bacteria fue la asesina. [6]

“Los volúmenes de 1918 y 1919 del Journal of the American Medicine Association contienen numerosos artículos sobre la causa, la prevención y el tratamiento de la gripe. Una y otra vez, los investigadores cuestionaron la presencia desigual de B. influenzae en los enfermos, señalaron su presencia en los individuos sanos y la observaron en otras infecciones como el sarampión, la escarlatina, la difteria y la varicela. En un artículo, los autores escriben: “No parece haber justificación para la creencia de que la epidemia fue causada por el bacilo de la gripe, que es probablemente un invasor secundario y tiene más o menos la misma relación con los casos de gripe que las infecciones respiratorias de otro tipo” (Lord 1919). [7]

Donde comienza la historia

Tras una epidemia de meningitis en Camp Funston, Kansas, en octubre y noviembre de 1917, se realizó una serie de vacunaciones contra la meningitis a los voluntarios del campamento. [8]

En esa época, las vacunas (y quizás gran parte de la ciencia médica en general) estaban en su infancia, con muchas incógnitas. En particular, el propio Dr. Gates (véase la nota 8) señala que antes de esa época “las vacunas meningocócicas no se utilizaban ampliamente para la inmunización profiláctica, y sólo se encuentran unas pocas referencias en la bibliografía relativa a los experimentos de vacunación”. Además, informa de que los pocos casos mencionados experimentaron reacciones “muy graves” a las vacunas, que eran totalmente experimentales.”

Leer el articulo completo de Larry Romanov:  The 1918 Rockefeller-US Army Worldwide Pandemic

Fuente: http://www.verdadypaciencia.com/2020/12/la-llamada-gripe-espanola-de-1918-fue-una-pandemia-mundial-causada-por-rockefeller-y-el-ejercito-americano.html

3 comentarios sobre “La llamada “Gripe Española” de 1918 fue una pandemia mundial causada por Rockefeller y el ejército americano

  1. No señores, lo que dicen es falso. Rochefeller no tuvo nada que ver, y la ciencia no estaba tan avanzada como para probar una vacuna contra la meningitis y mucho menos como para producir un nuevo virus, esto ultimo aun es imposible. La meningitis puede ser causada por bacterias, viruses, o hongos. Segun la hipotesis mas aceptada, el virus de la “gripe española” salto de los cerdos a los humanos posiblemente a fines del siglo XIX en lo que es ahora el estado de Kansas en EEUU. Fue a fines de 1917 que se volvio virulenta en Haskell County, Kansas, una zona en ese entonces desolada. Luego paso a un centro de entrenamiento militar cercano, Camp Riley. De ahi se rego, debido al movimiento de soldados caminoa Europa a combatir en la Primera Guerra Mundial. Pero hay otras. Unas que la remontan a China y a la epidemia de gripe que hubo en Asia a fines del siglo XIX. Investigadores ingleses teorizan que la gripe comenzo en campamentos del ejercito ingles en Francia, 1916, durante la Primera Guerra Mundial. Hubo en esos campamentos una epidemia de “bronquitis purulenta” que nadie pudo explicar, el origen de la “gripe española”. La epidemia se conservo en secreto debido a la guerra, Muchos cientificos trabajaron noche y dia (y algunos pagaron con su vida) para descubrir una vacuna, pero erroneamente se asumio que era una bacteria la que causaba la gripe, el llamado Bacilo de Pfeiffer, y todos los esfuerzos se dedicaron a combatirlo. El virus fue descubierto en 1930 por el Dr. Richard Shope cuando investigaba una pandemia entre cerdos similar a la gripe y luego en 1933, el Dr. Alphonse Raymond Dochez demostro que ese era el virus causante de la gripe. Hsta ahora no existe una vacuna segura debido a que este virus tiene muchas mutaciones, y esa es la razon de porque la vacuna tiene que aplicarse todos los años. La potencia de la vacuna anual varia año con año. Aunque las nuevas cepas no son tan virulentas como la de 1918, la gripe mata miles en todo el mundo todos los años (300,000-600,000).

    Me gusta

    1. Carlos, si que eres idiota y no te informas bien , tu solo te informas po televisión vendida corrupta al igual que los gobiernos, averigua la historia de los Rothschild te lo digo de tarea😂😂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .