Guerras provocadas

Un inocente se pudre en la carcel como unico culpable del atentado en Madrid del 11/M

Libertad para Jamal

‘Me tienen en aislamiento en la celda 20 horas al día. Llevo siete años preso por algo que no he hecho. Estoy condenado a 42.000 años y soy inocente. No tengo nada que ver con el atentado.

Abrimos una Campaña para conseguir la libertad para Jamal, ¿quieres ayudarme?

Escribe a Jamal Zougam. Romper su aislamiento, además de una acción de solidaridad y humanidad es una fuerte herramienta para asegurar que toda la farsa montada en torno al 11-M caiga como un castillo de naipes, ya que, pensadlo bien: a esta persona (y para los que no conozcáis en profundidad el sumario, el juicio, pruebas periciales, circunstancias que rodearon el 11-M, iré exponiendo todo esto) le cogen y condenan como ÚNICO AUTOR MATERIAL de los atentados, y toda la acusación en su contra está basada en mentiras que han sido científicamente demostradas.

La dirección para enviarle una carta postal es la siguiente, os pido por favor que iniciemos una campaña de envío de cartas a Jamal.

Jamal Zougam
C.P. Alicante II
Carretera Nacional 330 Km. 66
03400 – Villena
(Alicante)

Jamal Zougam es un joven que ahora tiene 38 años. Cuando fue hecho prisionero del Estado español para justificar la masacre del 11 de Marzo, tenía 31 años… Sólo 31 años.

Un joven árabe nacido en la población de Tánger, en el Marruecos donde gobiernan la élite monárquica y los escuadrones de servicios secretos, ampliamente apoyados por los mismos servicios de España y Estados Unidos (entre otros). El Marruecos estratégico que forma, junto con la gaditana ciudad sureña, la puerta de entrada al cálido Mar Mediterráneo; y obviamente a todos los intereses que en él poseen españoles, europeos y americanos.

Este chaval llega a España y abre una tienda de suministro de consumibles para la telefonía móvil. Anteriormente ese mismo negocio fue un locutorio… “el famoso locutorio”. Se gana la vida como cualquier joven ciudadano medio, en una mega-ciudad como es Madrid. Tiene familia como tú y como yo, y hay un asunto importante en todo esto: ES INOCENTE. (Consulta aquí las conclusiones finales de la defensa de Jamal durante su juicio oral)

A continuación publico una entrevista que le ha hecho el diario “El Mundo” y más adelante, insha-Allah, publicaré otros materiales para que comprendáis lo importante que es que se abra una campaña pública de información al respecto, pidiendo su liberación y la anulación de todo el juicio-farsa entero del 11-M.

Pero por ahora, baste con irse familiarizando.

¡Libertad para Jamal!

Free Jamal Campaign

Pregunta.- ¿Cuál es su situación en prisión? ¿Mantiene usted su inocencia y la esperanza de que algún día se demuestre?

Respuesta.- Mi situación es pésima. Estoy enfermo. Me tienen en aislamiento en la celda 20 horas al día. Llevo siete años preso por algo que no he hecho. Estoy condenado a 42.000 años y soy inocente. No tengo nada que ver con el atentado. Cualquiera que vea el sumario y estuviera en el juicio lo sabe. Jamás pensé que el Tribunal Supremo confirmaría, sin pruebas, mi condena, y menos aún que el Tribunal Constitucional no admitiera a trámite el recurso de amparo. Han querido echar tierra sobre el asunto. Me siento utilizado brutalmente por la Policía, jueces y fiscales (Olga Sánchez, Juan del Olmo y Javier Gómez Bermúdez) para confirmar la versión oficial. De los cinco detenidos el día 13 de marzo, sólo me acusaron a mí. Si me absuelven, todo lo que ocurrió del 13 al 14 de marzo se cae como un castillo de naipes.

Free Jamal!

P.- ¿Se ha comunicado usted en prisión con islamistas o con implicados en el 11-M? ¿Ha recibido de ellos o de cualquier otro preso alguna información o pista acerca de los posibles autores del atentado?

R.- En Villena estoy con Yusef Belhadj, Fouad el Morabit y Hasan Haski [condenados en el juicio del 11-M], todos en aislamiento. No he recibido ninguna información de ese tipo. Lo único que sé es que yo no puse la mochila en los trenes ni sé nada del asunto.

Él mismo lo tiene claro

P.- La Policía, ¿alguna vez le ha dicho algo en la cárcel?

R.- Ningún policía me ha visitado en prisión.

P.- En marzo de 2004, cuando llega detenido por primera vez a la Audiencia Nacional, usted preguntó quién había ganado las elecciones. ¿Por qué hizo esa pregunta?

R.- Porque, estando detenido, en comisaría, la Policía me preguntaba continuamente si había hecho el atentado para influir en las elecciones.

El don de la ubicuidad de Jamal

P.- ¿Puede relatar cómo fue su arresto? En el momento de la detención, ¿le informó la Policía de por qué le arrestaban o le dijo algo que le llamase la atención?

R.- En la tienda me dijeron que me detenían por colaboración con banda armada, no por ser autor del atentado. En comisaría me amenazaron, me obligaron a ponerme de rodillas con los brazos en cruz toda la noche. No me dejaban dormir.

P.- En su turno de última palabra, durante el juicio, afirmó que «la Policía sabe que esos testigos no son de verdad», en referencia a quienes aseguraron haberle visto en los trenes. ¿Por qué dijo eso? ¿Tiene usted alguna información de que la Policía presionase a esos testigos?

R.- La Policía me decía que ellos sabían que yo no había hecho nada, pero que me iba a comer el marrón. Que nadie me iba a creer por ser marroquí. Los motivos que iban apareciendo sobre mí, falsos, indican que estaban creando e inventando un sospechoso. Necesitaban un culpable y me lo cargaron a mí. Espero que se consiga demostrar que los testigos que declararon contra mí mintieron o se equivocaron.

La Policía me decía que ellos sabían que yo no había hecho nada, pero que me iba a comer el marrón. Que nadie me iba a creer por ser marroquí. Necesitaban un culpable y me lo cargaron a mí.

P.- También relató en el juicio que un cuerpo policial le propuso trabajar como confidente. ¿Por qué le escogieron a usted? ¿Qué le pidieron exactamente que hiciese y respecto de quién?

R.- Fui con mi madre a declarar a la Audiencia Nacional, más o menos en el año 2000, por un número de teléfono que había aparecido en Francia. Se trataba de un error por un número y así me lo explicó el juez. Después me llamaron para que fuera a la comisaría de Canillas [sede principal de la Policía] a recoger el permiso de residencia. Allí me propusieron colaborar con ellos como confidente. Me pidieron que fuera a las mezquitas y les informase. Tenía miedo y les dije que lo pensaría, aunque no tenía intención de hacer nada. Me dieron un número de teléfono para que les llamara. Nunca lo hice.

P.- Según contó en el juicio, la persona que intentó captarle le dio su teléfono y después, cuando fue detenido, le dijo en comisaría: «Si hubieras colaborado con nosotros, no te habría pasado esto». ¿Conserva usted ese teléfono? ¿Puede identificar de alguna manera a esa persona? ¿Ha vuelto a verle?

R.- Efectivamente, un agente me propuso colaborar. Cuando fui detenido me dijo eso. El teléfono creo que lo tengo en casa. Si viera al policía sí sería capaz de reconocerle, pero no sé su nombre. No he vuelto a verle.

P.- Usted ha negado que conociese a Serhane El Tunecino o a Jamal El Chino [muertos en Leganés y supuestos líderes de la célula]. ¿Sabía quiénes eran y qué hacían?

R.- No, no tenía ni idea.

Estupideces dichas durante el juicio para condenar a Jamal

P.- ¿Tiene usted constancia de que en los días previos al 11-M le vigilase la Policía?

R.- En los años anteriores al atentado había policías de paisano vigilando mi locutorio en la calle de Tribulete. Los reconocí cuando, ya detenido, participaron en el registro de mi coche. Uno de ellos era una chica rubia de unos 25 años.

P.- Los terroristas de Ansar al Islam han utilizado su imagen para reivindicar el 11-M. ¿Por qué? ¿Qué relación tienen con usted? ¿Qué piensa de Al Qaeda y la yihad?

R.- Relación, ninguna. Y la foto que utilizaron era la de la comisaría, la que la Policía divulgó. Todo el mundo la tenía. Si yo hubiera tenido relación con ellos, seguro que tendrían otra foto mía. Estoy convencido de que esa reivindicación utilizando mi foto fue un montaje para presionar al tribunal, aunque al tribunal no hacía falta presionarle mucho para que me condenara.

2 comentarios

  1. condenaram a milhares de anos de prisao a uns mouros segundo testemunhos( romanian witness) considerados válidos pelo tribunal; Jamal Zougam foi visto no mesmo momento em sitios diferentes locais das explosoes (romanian witness)

    Me gusta

    diciembre 8, 2011 en 11:52 am

  2. “felix alfonso guevara marcos”

    Me gusta

    diciembre 8, 2011 en 11:54 am

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s