Guerras provocadas

Archivo para octubre, 2011

Obama comienza a tocar los “tambores de guerra” también en África

Tambores de guerra en Africa

No terminaba de apagarse el estruendo de la última bomba que la OTAN arrojó en Libia cuando el presidente Obama anunció la decisión de intervenir militarmente en otro país africano: Uganda. “Esto es necesario –dijo– porque el Ejército de Resistencia del Señor (ERS) representa una amenaza para a la seguridad regional” (www.whitehouse.gov, 14-10-11). En cierto sentido, el argumento es novedoso: hasta el presente, la Casa Blanca invadía países “en defensa de la seguridad nacional”, la de EE.UU. Esta explicación del operativo Uganda –al que ya se destinaron 40 millones de dólares– pone de manifiesto la capacidad de cambio que caracteriza al mandatario estadounidense y la amplitud de su preocupación por el mundo entero.

Washington enviará un centenar de “asesores militares” para contribuir al aniquilamiento del ERS, una miniguerrilla de vaga orientación cristiana sin base social alguna que ha cometido atentados terroristas en la zona. Opera desde hace 20 años, pero el Departamento de Estado le presta ahora una repentina atención. Ese cuerpo de élite “permanecerá en el país todo el tiempo que sea necesario”, precisó Obama y la historia se conoce: la intervención de EE.UU. en Afganistán comenzó con personal militar escaso y hoy asciende a 100.000 el número de sus efectivos en el país asiático. La generosidad del jefe de la Casa Blanca asomó en otro ofrecimiento: está dispuesto a intervenir en el Congo y en la República Centroafricana “si esos estados lo solicitan”.

El 16 de octubre, dos días después del anuncio de Obama, tropas de Kenya invadieron el sur de la vecina Somalia por tierra, mar y aire con el propósito declarado de impedir que presuntos miembros de la organización islamita al Shabaab siguieran violando la frontera. La Casa Blanca manifestó su sorpresa por el hecho y negó que estuviera involucrada, pero los misiles que causaron la muerte de centenares de civiles somalíes “parecen haber sido disparados desde aviones no tripulados o submarinos estadounidenses”, según The Economist (www.economist.com, 29-10-11).

Francia negó asimismo su participación en el operativo y fue desmentida por un vocero militar de Kenya, el mayor Emmanuel Chirchir, quien manifestó que la marina de guerra francesa había bombardeado poblaciones somalíes (The New York Times, 23-12-11). Libia quedó atrás, pero la OTAN es incesante.

Todo parece indicar que, en realidad, avanza la aplicación de la estrategia del comando de EE.UU. para Africa (Africom, por sus siglas en inglés): EE.UU. persigue el control militar de las zonas estratégicas del continente negro: Libia, en el cruce del Mediterráneo que baña a Medio Oriente y Africa; el Cuerno de Africa y la región central africana, que facilitan el control del Océano Indico y del Atlántico. Se puede pensar que la razón de este designio es apoderarse de las riquezas de la región, el petróleo libio, por ejemplo, y las reservas de oro negro de Somalia, al parecer cuantiosas. No deja de ser así, pero el juego es más amplio: se trata del sueño imperial de colonizar al mundo entero.

El Pentágono entrena febrilmente a los militares de Mali, Chad, Níger, Benin, Botswana, Camerún, la República Centroafricana, Etiopía, Gabón, Zambia, Uganda, Senegal, Mozambique, Ghana, Malawi y Mauritania y realiza con frecuencia maniobras conjuntas con las fuerzas armadas de esos países (www.blackagendareport.com, 18-10-11). Ejerce así una notoria influencia en los mandos militares de la región y, en consecuencia, en sus gobiernos. EE.UU. ha convertido en “socios” a Etiopía y a los cinco estados de la Comunidad del Africa Oriental. Cualquier nación africana que, como Eritrea, no mantiene una relación con el Pentágono, es blanco de un cambio de régimen.

La Casa Blanca justifica actualmente la invasión kenyana de Somalia como parte necesaria de la llamada guerra antiterrorista en razón de la insurgencia de la organización islamita al-Shabaab, que se alzó contra el gobierno federal de transición de Mogadiscio impuesto en 2009 con el apoyo de EE.UU. y otros países de Europa para combatirla. Washington acusa a los insurgentes de mantener lazos con al-Qaida, pero “la mayoría de los analistas considera que esos lazos son débiles”, según el Council on Foreign Relations, el think-tank no partidista con sede en Nueva York (www.cfr.org, 10-8-11). El CFR estima que el número de combatientes islamitas ideológicamente convencidos de su lucha oscila entre 300 y 800 individuos. No obstante, al-Shabaab controla buena parte del sur de Somalia y obstaculiza así el dominio geopolítico estadounidense del estratégico territorio marítimo de Africa oriental.

Hay unos 12 millones de seres con hambre en la región, castigada por la sequía más dura de las últimas seis décadas. Decenas de miles han muerto y en los próximos meses centenares de miles conocerían el mismo destino en Somalia, advirtió la ONU. La invasión militar de Kenya ahonda, y mucho, la gravedad de esta situación humanitaria.

Autor: Juan Gelman
Fuente: http://www.pagina12.com.ar/

Anuncios

Tambores de guerra para Siria: comienzan las mentiras mediáticas para justificar la intervención

Siria: Mentiras Mediáticas para justificar la Intervención

Por Paul Joseph Watson

Al igual que en Libia, una guerra civil librada entre un régimen desesperado y una fuerza de militantes islámicos apoyados por Occidente está siendo malinterpretada como un genocidio contra manifestantes “pro-democracia”, buscando sentar las bases para otra artificial guerra “humanitaria”.

A pesar de que medios occidentales tienen bloqueado completamente su acceso a Siria y no pueden verificar por tanto los informes de cientos de asesinatos llevados a cabo por las fuerzas de seguridad leales al presidente sirio, Bashar al-Assad, videos confusos y con frecuencia malinterpretados de YouTube han sido presentados como prueba positiva de que Assad está supervisando una brutal represión contra manifestantes pro-democracia, pero un informante residente en Siria se ha contactado con nosotros para expresar su incredulidad ante tales afirmaciones, calificándolos como poco más que cuentos de hadas fabricados para legalizar las bases de una nueva intervención militar respaldada por la OTAN sobre la base de artificiales motivos “humanitarios”.

MILLONES DE SIRIOS DEFIENDEN SU SISTEMA Y APOYAN A SU PRESIDENTE

MILLONES DE SIRIOS DEFIENDEN SU SISTEMA Y APOYAN A SU PRESIDENTE

Aunque no existe duda de que hay sirios siendo atacados por las fuerzas de seguridad de Assad, su caracterización por los medios occidentales como “manifestantes pro-democracia” está empezando a tener notable semejanza a la forma en que los militantes libios, con la ayuda de terroristas de Al-Qaeda, fueron presentados como “inocentes manifestantes” por los medios del establishment global, incluso cuando manejaban tanques, pilotaban aviones de combate, y portaban granadas propulsadas por cohetes.

A pesar del vacío de información confiable saliendo del país, los medios corporativos, mientras en un respiro admiten que las cifras de dudosas organizaciones de derechos humanos no son verificables, sin embargo, culpan a Assad de las matanzas de cientos de personas inocentes.

.

La evidencia indica que tales atrocidades son tremendamente exageradas, tal y como ocurrió antes de los ataques aéreos lanzados contra Libia. Por ejemplo, un clip utilizado por numerosos medios de comunicación occidentales para describir a los sirios siendo batidos a muerte por las fuerzas de seguridad de Assad resultó ser un vídeo con iraquíes de los años 90.

Además, Joshua Landis, director del Centro de Estudios del Medio Oriente y profesor asociado en la Universidad de Oklahoma, documenta cómo AFP, The Guardian y otros medios han malinterpretado completamente un video que supuestamente presenta a soldados sirios siendo batidos por las fuerzas de seguridad de Assad como castigo por negarse disparar a los manifestantes.

“El vídeo no “sustenta” la historia que The Guardian dice que sustenta”, escribe Landis. “El soldado se niega a la orden de disparar contra la gente. En lugar de eso, dice que fue en su camino a Banias para reforzar la seguridad. Él no dice que fue baleado por agentes del gobierno o militares. De hecho, él lo niega. El entrevistador trata de poner palabras en su boca, pero el soldado claramente niega la historia que el entrevistador está tratando de hacerle confesar. En el video, el soldado herido está rodeado de personas que están tratando de hacerle decir que recibió el disparo de un oficial militar. El soldado dice claramente: “Ellos [los superiores] nos dijeron: “Dispárales SI te disparan a ti'”.

Landis también destaca cómo un documento que pretende ser una orden de agentes de inteligencia sirios para disparar a oficiales del ejército y agentes de seguridad con el fin de “engañar al enemigo” es “claramente una falsificación.”

“¿Qué ejército, después de todo, iba a sobrevivir, incluso días si sus principales oficiales están publicando órdenes de disparar a sus propios funcionarios?”, se pregunta Landis.

Otra prueba de intervención externa viene de informes respecto a francotiradores que estarían disparando a manifestantes y fuerzas de seguridad sirias desde los tejados. Al-Alam News Network de Irán, afirma que los hombres, que trabajan a nombre de organismos de inteligencia sauditas y estadounidenses, están matando a los manifestantes con el fin de radicalizarlos y avivar los disturbios.

El video de abajo busca mostrar a un francotirador siendo trasladado por un motociclista a un edificio antes de ocupar su posición en el techo y comenzar a disparar contra los manifestantes. Fuerzas de seguridad sirias rodean el edificio y al parecer le sigue un tiroteo.

El sirio-estadounidense Eddie Sansoul, quien actualmente vive en Siria, nos escribe para expresar su consternación por cómo los acontecimientos en su país están siendo completamente deformados por los medios occidentales.

Sansoul afirma que la cobertura mediática de los acontecimientos ha estado dominada por “testigos falsos”, “videos falsos” y eventos orquestados, transmitidos cuidadosamente para dar la impresión de que la gran mayoría de los sirios se están rebelando contra el presidente Assad, cuando en realidad los descontentos representan una pequeña minoría de extremistas islámicos.

“Sirios en las principales ciudades como Damasco y Alepo están tratando de hacer campaña junto a Bashar Al Assad, para expandir la conciencia acerca de los planes de desestabilizar Siria en favor de los intereses de Israel y Estados Unidos en la región”, escribe Sansoul, descartando la influencia de supuestos manifestantes como inexistente al afirmar que los medios occidentales están mostrando imágenes de manifestantes en Egipto y Yemen y afirmando que las imágenes vienen de Siria.

“El corazón del problema sigue siendo una ciudad pequeña llamada Daraa que cuenta con una población de cerca de un millón de habitantes y entre ellos unos cuantos miles de yihadistas o extremistas que están generando todas las noticias que ves en los medios de comunicación”, afirma, caracterizando a los así llamados manifestantes como “una mafia organizada pagada por la inteligencia estadounidense para llevar a cabo ataques contra el pueblo sirio,” como pretexto para un cambio de régimen apoyado por Estados Unidos y la ONU

Al igual que las tomas de Irak de los 90’s anteriormente mencionadas, que están siendo transmitidas erróneamente como prueba de las fuerzas de seguridad sirias batiendo a civiles a muerte, Sansoul advierte que imágenes antiguas de víctimas de tortura en diferentes países están siendo presentadas como falsas evidencias de la brutalidad ordenada por Assad.

Sería una negligencia olvidar que los medios occidentales rutinariamente han sido atrapados deformando o incluso inventando crisis humanitarias en el pasado que han sido explotadas por potencias de la OTAN para lanzar las guerras, como por ejemplo, la Primera Guerra del Golfo y el ataque contra Serbia de 1999.

El Secretario de Relaciones Exteriores del Reino Unido William Hague, un prominente belicista que con vehemencia ha lanzado propaganda para el bombardeo de la OTAN contra Libia, condenó hoy los asesinatos en Siria, de “civiles que están expresando sus puntos de vista en protestas pacíficas”, mientras el gobierno de Assad afirmó que los así llamados manifestantes son de hecho parte de un levantamiento de inspiración islamista, que como hemos visto desarrollarse en Libia, está siendo apoyado por Occidente.

Como reveló recientemente Michael Posner, el Subsecretario de Estado de EE.UU. para los Derechos Humanos y el Trabajo, 5.000 supuestos “activistas” de numerosos países del Medio Oriente, incluyendo Túnez, Egipto y Siria, han participado recientemente en sesiones de formación organizadas y pagadas por el gobierno estadounidense. “Regresaron y ahora tenemos un efecto dominó”, dijo Posner, respecto a la ola de disturbios que recorre la región.

Una vez más, la evidencia indica claramente que Estados Unidos, Gran Bretaña y otras potencias de la OTAN están utilizando a sus aliados de Al Qaeda para desestabilizar Siria con el fin de lanzar otra guerra con el pretexto fabricado de la ayuda humanitaria, sin importar que el bombardeo prolongado de Libia ya ha costado a los contribuyentes miles de millones de dólares.

A pesar que indudablemente la violencia se desarrolla en Siria por parte de ambos bandos, es resultado de un régimen tratando de aferrarse al poder luchando contra una oposición militante respaldada por fuerzas occidentales. Al igual que Libia, esta es una guerra civil, que tiene poco que ver con “manifestantes pro-democracia”, y mucho que ver con dejar a Siria vulnerable a ser absorbida por los globalistas como su próxima adquisición en el desarrollo de la ola de disturbios de la “Primavera Árabe” que han ayudado a difundir y encausar en primer lugar.

Original en: Prison Planet
Fuente: http://decepcionobama.blogspot.com/


La Verdad sobre Libia, selección de los mejores videos para poder entender perfectamente esta infamia

.

.

.

.

.

.

Y en este blog muchos más artículos:
https://falsasbanderas.wordpress.com/?s=libia


La invasión (que no guerra) de Libia, vista con perspectiva galáctica, no por eso menos cierta.


El CASO SCALA, una FALSA BANDERA para llevarnos a esta FALSA DEMOCRACIA

Pocas horas después de la primera manifestación legal de la CNT, tras la dictadura franquista, que reunió a decenas de miles de militantes anarquistas en Barcelona, un atentado contra la popular sala de fiestas barcelonesa, Scala, acaba con la vida de dos trabajadores.

Pocos años después, se demostró que el atentado fue perpetrado por la propia policía española y el ejército, para desprestigiar a la organización sindical anarquista CNT.

El material utilizado para perpetrar el atentado, fósforo, sólo al alcance del ejército, es una buena prueba de la autoría gubernamental del acto criminal.

Fragmento del programa documental de RTVE Redes 439 “Se hace un terrorista”. Frente a las construcciones simplificadoras “oficiales” (por llamarlas de alguna manera), propone un verdadero ejercicio de “memoria histórica”, remontándose hacia el siglo pasado desde un episodio tan reciente como el atentado contra la sala de fiestas Scala durante la Transición española. De plena actualidad, con siniestras proyecciones en el presente.